Oscar Montoya

Xolos y su liderazgo de "mentiritas"

por: Oscar Montoya |
Columnista de San Diego Red

Tamaño

Sí, sí, Tijuana es muy superlíder y toda la cosa, pero, ¿qué fue lo que pasó ayer? ¿Cómo es posible que el lugar número 15 de la Tabla General se meta a tu casa y te gane tranquilamente? Pues bueno, vamos por partes.

Lo de Xolos era un liderazgo de "mentiritas", de esos que suelen darse en las primeras jornadas de la competición. De esas ocasiones en que los equipos todavía están fuera de ritmo, mal trabajados o simplemente te toca contra puro "flan". Lo de los pupilos de Miguel Herrera fue una mezcla de todo.

Para empezar, en la Jornada 1, Morelia los hizo trizas; luego, en casa, golearon al Puebla, que es último en el campeonato; posteriormente le ganaron a las Chivas en el Omnilife (¡uy, las Chivas!); derrotaron también a Cruz Azul que es un desastre con Paco Jémez y finalmente le metieron cuatro pirulos al León que simplemente no da una este torneo.

Pero el viernes llegó un equipo que su posición en la Tabla General no reflejaba su verdadera capacidad. ¡Puch y compañía son simplemente tremendos! El Necaxa, un histórico, que hizo una muy buena liguilla el torneo pasado, vino al Caliente, se ordenó bien, atacó cuando debía hacerlo, defendió como marca el manual y acabó derrotando tranquilamente 1-2 a Tijuana.

Y sí, tranquilamente porque hizo los goles cuando quiso, ambos un tanto similares, utilizando una diagonal retrasada en descuidos de la zaga canina. Lucero descontó al final pero ya no servía de nada. ¿Ya para qué?

El capitán de pacotilla de Xolos, Juan Carlos Valenzuela, dio un partido espantoso; Malcorra no apareció en todo el partido; Joe Corona y Caraglio son jugadores de Liga de Ascenso, con todo el respeto que se merece un histórico del club como Joe.

Este hombre no conecta bien una pelota a ras de pasto. ¿Alguien creía que le saldría esa tijera?. Foto: Club Tijuana

Lo único rescatable de este equipo son el histórico Juan Carlos Núñez, Guido Rodríguez y Avilés Hurtado. ¡Qué pedazo de jugadores! Se parten el alma en cada jugada. A éste último lo tundieron a golpes durante todo el partido. Debió haber salido con la rodilla hecha trizas, pero corría, corría y peleaba cada pelota como si fuera la última.

Mención honorífica para Lucero, que, más allá del gol, desde su entrada el equipo retomó el ahínco de la primera parte. Su llegada por las bandas puso en aprietos a la zaga hidrocálida durante los pocos minutos que tuvo en la cancha.

Así que, estimados aficionados Xoloitzcuintles, les recomiento que no se ilusionen. Espéren unas jornadas más, por favor...O hasta el próximo torneo.

Más noticias en SanDiegoRed.com

Sigue a San Diego Red en Facebook y Twitter.

oscar.montoya@sandiegored.com