Tijuana

¿Cómo llegó Pepe Mujica a Tijuana?

Leonardo Fernández nos cuenta todo lo que hubo detrás de la visita

La visita del expresidente uruguayo José "Pepe" Mujica a la ciudad de Tijuana fue sin duda alguna uno de los eventos más hablados de este año, sin embargo, la historia detrás de cómo fue posible esto también vale mucho la pena ser contada, ya que quienes conocen la trayectoria de Mujica saben que es un personaje muy particular con un código de ética muy marcado, por lo que toda la maquinaria detrás de esta visita debía ser acorde a la misma, venir de un lugar sincero, por lo que este magno evento, nacido del sueño del tijuanense Leonardo Fernández, fue toda una lucha interesante.

Tuvimos la oportunidad de sentarnos a platicar con Leonardo Fernández, coordinador de Punto de Encuentro, el grupo responsable de traer a Pepe Mujica a Tijuana y nos contó un poco de lo que sucedió detrás de este gran evento.

    ¿Cómo nace la idea de traer a Pepe Mujica a Tijuana?

Tras un diplomado de empoderamiento y liderazgo estuve pensando en traer a alguien que pudiera venir a Tijuana y hablar desde una perspectiva que estuviera fuera de agendas políticas de izquierda y derecha y sin pensarlo demasiado concluí que la mejor persona era Pepe Mujica. Pasaron unos años y la idea seguía conmigo, por lo que comencé a buscar entre amigos y conocidos contactos para poder dar con el Sr. Mujica. Después de un tiempo traté de que me recibiera una llamada pero no pudo, entonces le envié un audio y tras unos días, parte de su gente me contestó que en efecto Pepe Mujica tenía muchas invitaciones a México en ciudades grandes como Monterrey, Guadalajara y otras ciudades grandes, pero que de momento no estaba contemplando venir.

    ¿Por qué crees que haya aceptado tu invitación a Tijuana?

Primero que nada porque fui hasta a su casa a buscarlo, sin tener cita ni nada me arriesgué y fui hasta la puerta de su casa en Uruguay para hacerle la invitación. Para ese entonces yo ya llevaba una propuesta con cuatro eventos y el logo de Punto de Encuentro, pero no había nada concreto con él todavía. Entonces logré llegar a él y me recibió en su granja. Andaba en huaraches y vestido muy casual, completamente como lo vemos en los videos. Platicamos varias horas de todo un poco y le hice la invitación formalmente y ahí en ese momento tomó su teléfono y llamó a su gente. "¿Dónde vamos a estar el 12 de octubre?" preguntó. "Quiero estar en Tijuana el día de la raza". El punto que lo hizo voltear a Tijuana y aceptar la invitación a pesar de tenerla en otras ciudades "importantes" fue el de la migración, la gran cantidad de hermanos sudamericanos que llegan a esta ciudad y la hacen su casa.

¿Así de simple?

Sí, justo en ese momento concretamos la cita. Claro ya después empecé a moverme por acá con todos los procesos protocolarios porque es un expresidente, invitamos al cónsul y todo lo necesario. Pero él aceptó porque fue algo muy honesto e incluso fue criticado porque es conocido como un líder de izquierda y no podía ser posible que aceptara la invitación de alguien que trabaja con la derecha.

¿Entonces fue algo que trascendió ideologías partidistas y políticas?

Claro, eso era lo más importante. Mujica aceptó venir porque no era cuestión de partidos ni de izquierda o derecha. Por lo que pudimos platicar e incluso ver en la conferencia, es algo que hace mucha falta en México.

¿Cómo fue traerlo a Tijuana?

Pues fue todo un reto porque lo hicimos prácticamente con nuestros recursos entre puros amigos. No hubo nada de dinero ni inversión por parte del gobierno. Siendo Mujica una figura que rompe con los esquemas del político tradicional, tratamos de que todo fuera acorde a su discurso. Incluso, hubo políticos que me dijeron que lo llevara para darle un reconocimiento pero no lo hicimos, no se trataba de llenar el ego de nadie, era sobre el discurso. Así que entre puros amigos y conocidos nos fuimos hablando para realizarlo. Desde una señora que anduvo haciendo tortas, otra persona compro agua para todos, el dueño del estadio lo puso sin cobrar un peso, y así sucesivamente, fue un esfuerzo de muchos para lograrlo y creo que fue todo un éxito la convocatoria.

¿Qué le queda a Tijuana después de la visita de Mujica?

Creo que nos quedan muchos retos que cumplir, tanto como sociedad como para la clase política, pero si los tiijuanenses nos lo proponemos podemos hacer lo mejor como sociedad. Y una apertura del diálogo para solucionar las problemáticas que tenemos como mexicanos y como ciudadanos del mundo.

Más noticias en SanDiegoRed.com

Sigue a San Diego Red en Facebook y Twitter.

Editorial@sandiegored.com

Relacionado:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir