San Diego

Tras ser acusada de ser un "santuario" para inmigrantes, San Diego podría perder fondos bajo Trump

"Las ciudades que se rehúsen a cooperar con las autoridades federales no recibirán dólares de los pagos de impuestos, y trabajaremos con el Congreso para pasar a legislación el proteger aquellas jurisdicciones que sí asisten a las autoridades federales."

El condado de San Diego cae bajo la definición de "Ciudad Santuario," podría perder hasta $724.3 millones de fondos federales bajo las políticas de inmigración del presidente electo Donald Trump.

La ciudad de San Diego podría perder $8.1 millones.

Ni la ciudad ni el condado de San Diego se consideran a sí mismos como una ciudad santuario, pero las páginas de internet con inclinaciones conservadoras han incluido al condado y algunas veces también la ciudad cae dentro de las listas de santuarios donde las fuerzas policiales locales no cooperan con la autoridades federales de inmigración. Trump dijo que quiere recortar los fondos federales para cualquier lugar de provea tal santuario a los inmigrantes indocumentados.

Las listas también incluyen al estado de California, el cual recibe alrededor de $96 mil millones de dólares en fondos federales.

Tomaría un acto de Congreso el recortar los fondos a jurisdicciones santuario, y los Republicanos ya han fallado numerosas veces en el pasado el pasar por alto facturas que involucran fondos para ciudades santuario.

Aquellas facturas no recortarían todos los fondos, pero recortarían subsidios selectos del gobierno relacionadas a la fuerza policiaca o desarrollo comunitario. Trump indicó que iría aún más lejos de esto.

"Terminaremos con las ciudades santuario que han resultado en tantas muertes innecesarias," dijo Trump en un discurso sobre la inmigración en Arizona durante su campaña. "Las ciudades que se rehúsen a cooperar con las autoridades federales no recibirán dólares de los pagos de impuestos, y trabajaremos con el Congreso para pasar a legislación el proteger aquellas jurisdicciones que sí asisten a las autoridades federales."

Él no especificó lo que "se rehúsan a cooperar" significa, o qué fondos recortaría.

"Bloqueamos los fondos," dijo en agosto. "No más fondos."

El sitio web de su equipo de transición no fue elaborado de la definición de ciudades santuario o los fondos específicos que serían eliminados. Tampoco lo fue su campaña ni el equipo de transición respondió a los pedidos por clarificación.

Un oficial en la Oficina de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos dijo que la agencia no mantiene una lista de ciudades santuario a pesar de que ésta ha sido citada por varias de las listas y mapas en el internet como base de datos. La agencia dijo que la ICE tiene una relación fuerte con la fuerza policiaca loca de San Diego.

Antes de noviembre del 2014, ICE solía hacer la petición a las fuerzas policiacas locales de detener a una persona en custodia – llamado detenedor – después la persona era fichada a una instalación si se creía que era un inmigrante sin autorización. Esa petición era buena hasta por 72 horas más de que la agencia local habría mantenido a la persona en custodia.

California aprobó el California Trust Act en el 2013, prohibiendo así a la fuerza policiaca loca de detener a personas en custodia por un tiempo extra en nombre de la ICE. En abril del 2014, un juez magistral federal de Oregon se dio cuenta de que las autoridades habían violado los derechos de la cuarta enmienda de una mujer en contra de búsqueda ilegal y decomiso al mantenerla en custodia en un detenedor de ICE.

La fuerza policiaca también se enfrentó a demandas de ciudadanos americanos que fueron detenidos por error en detenedores de la ICE porque no pudieron ser verificados, de acuerdo a Tom Wong, un profesor de la Universidad de California San Diego y previo asesor de Barack Obama en la Casa Blanca.

En el 2014, las agencias de fuerza policiaca alrededor de la nación comenzaron a negarse a cumplir grandes números de estas retenciones.

De acuerdo a datos de la Transactional Records Access Clearinghouse de la Universidad Syracuse, las instalaciones de San Diego fueron obedientes con los detenedores de la ICE hasta que fue aprobado el pacto de Trust Act.

La cárcel del condado de San Diego se rehusó a cumplir el 34 por ciento de las peticiones de retención que recibió en el 2014. Para comparación, la cárcel del condado de San Francisco se rehusó a cumplir el 66.8 por ciento de las peticiones de retención que recibió ese año. San Francisco se considera a sí misma como una ciudad santuario y se ha mantenido bajo esa declaración a pesar de las amenazas sobre los fondos de la entrante administración de Trump.

En noviembre del 2014, la ICE cambió su programa de retención.

Para la mayoría de los casos, ICE ahora sólo hace la petición a las fuerzas policiacas de ser notificada si algún inmigrante sospechoso de no tener autorización será liberado. No se le pide a la instalación retenerlo más tiempo. ICE aún puede hacer una retención si es firmada por un juez, y usa esa táctica para los casos que involucran ofensas serias.

Después de este cambio, el número de retenciones negadas por la cárcel de San Diego bajó al 12.2 por ciento en el 2015. San Francisco negó el 20.7 por ciento ese año.

Trump dijo que quiere reinstalar el programa de retención previo, llamado el programa de Comunidades Seguras, a pesar de sus problemas legales.

"Las agencias federales

de inmigración y los oficiales tienen las jurisdicción primaria y responsabilidad de reforzar las leyes migratorias. Bajo ley de California, la función principal de un Diputado de Sheriff es hacer cumplir la ley en el estado de California," dijo Ryan Kein, vocero del departamento de Sheriff.

"Nos están pidiendo que hagamos su trabajo, pero tenemos que pagar por ello," dijo Morrison, alcalde de National City.

Nota original de San Diego U-T.

Traducción: Azelia Mejía

Más noticias en SanDiegoRed.com

Sigue a San Diego Red en Facebook y Twitter.

Relacionado:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir