Vida

El lado oscuro del Día de San Valentín

Esta celebración está manchada por la vida loca de los romanos

Todas las buenas historias comienzan de la manera más inesperada, y a pesar de que la historia de San Valentín no empiece para nada bonito, sí que la convierte en una celebración muy interesante.

A pesar de que los detalles son un poco vagos, todo empezó en la Antigua Roma, donde bueno, todo estaba fuera de control.

Del 13 al 15 de febrero, los romanos celebraban el festín de Lupercalia azotando a las mujeres con un pieles de animales, algo que se les permitía porque de acuerdo a sus "creencias," los azotes hacían a la mujer más fértil.

Oh, también sacrificaban a una cabra y a un perro.

De acuerdo a un historiador de la Universidad de Colorado, Noel Lenski, "Los romanos estaban ebrios y desnudos... las jóvenes hacían fila para esperar los azotes."

Fue en el siglo V cuando el Papa Gelasio I combinó el Día de San Valentín con la fiesta de la Lupercalia pero sin los rituales paganos, algo que se enfocaba principalmente en obras de teatro representando lo que alguna vez había sido de esta celebración.

Y como todo en la historia, las cosas se transformaron, hasta que en los días de Shakespeare se romantizó la idea y se esparció por Europa.

Así hasta llegar al Nuevo Mundo, donde el sector industrial comenzó a comercializar cartas en el siglo XIX. Para 1913, la producción en masa obtuvo más fuerza con Hallmark Cards of Kansas City, Mo. Se podría decir que aquí es donde todo explotó.

En la actualidad las ganancias en esta fecha son de miles de millones de dólares en Estados Unidos, ahora ¿imagina en el mundo entero?

¿Qué opinas sobre esta celebración?

Vía NPR

@sdrednoticias

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir