10 razones para nunca beber una cerveza artesanal (Parte 1)

Beber chela artesanal es una práctica que afecta todas las áreas de tu vida

Tomar por primera vez una cerveza artesanal puede no ser siempre la mejor experiencia: sabores nuevos o desconocidos, algunos muy agresivos o amargos, grados de alcohol superiores a una cerveza comercial o nombres extraños que hacen que no sepas qué esperar.

La verdad es que la primera vez que tomé una cerveza artesanal, no me gustó nada. A pesar de que la cerveza ha sido desde siempre mi “bebida social“ favorita, probar una artesanal, insisto, fue una sensación completamente nueva.

Sin embargo, decidí darle otra oportunidad. Supuse que debería de haber alguna razón en particular por la cual cada vez más personas se atreven a experimentar y compartir con sus amigos una de estas cervezas “de moda“.

Si aún no estás convencido de vivir la experiencia de una craft beer, te compartimos nuestras 10 razones para que NUNCA lo hagas… o para que te unas al clan.

1. Cambiarás el cafecito por las tardes de cerveza.

En lugar de quedarte de ver con tus amigos para el café y platicar, tomarás a los tasting rooms como punto de reunión. Sus mesitas, ambientación y música a un nivel agradable, te invitarán a elegirlos como el spot para la salida de chicas o, porque no, para irte a leer el libro en turno sin que nadie te moleste. A nosotras nos encanta ir de afterwork a una que otra cervecería de la ciudad.

2. Dejarás de ir a los lugares de siempre.

Será inevitable. Comenzarás a buscar esos lugares a los que antes no asistían, en búsqueda de una cerveza artesanal. Desde cervecerías, restaurantes o incluso destinos diferentes o poco convencionales para vacacionar, con el simple objetivo de ir en búsqueda de una cerveza artesanal. Un plus: seguramente comenzarás a apoyar más activamente al comercio local, acuérdate que las pequeñas cervecerías generalmente son de dueños de la localidad.

3. Molestaras a todos en cada salida con “¿y artesanales cuáles tiene?

Será la pregunta obligada. Esa nueva necesidad de querer probar o marinar tus alimentos con cerveza artesanal, te hará cuestionar al mesero, o incluso a tus amigos, acerca de la línea de cervezas artesanales que maneja el lugar al que decidieron salir a cenar, de fiesta o de fin de semana. No te preocupes, no eres el único; recuerda que cada vez hay más gente que aprecia una cerveza artesanal y hacer dicha pregunta es completamente válido .

4. Beberás menos.

Claro, hay cervezas artesanales que tienen poca graduación alcohólica. Sin embargo, con seguridad te sentirás tentado a probar aquella que ofrece sabores a chocolate o café, o la doble o triple IPA. Aquí es cuando te decimos, cuidado. Una cerveza artesanal es para disfrutar sus aromas, sabores y colores, por lo que te recomendamos tomarlas con tranquilidad. Disfruta 2 o 3, dependiendo de tu estado de ánimo y siempre combinando con agua para limpiar tu paladar y continuar apreciando sus matices.

5. Beberás más seguido.

Habiendo tantas cervezas artesanales, tantos estilos, y comprendiendo que posiblemente no podrás probar todo el taplist en una sola noche, seguramente tu número de salidas con un propósito cervecero, aumentarán. Te recomendamos armar rutas y visitar varios lugares para aprovechar al máximo cada salida, así evitarás también el ser objeto de la frase “¿otra vez quieres ir a las cervecerías?“

Cuando no esta degustando una IPA,Patricia esta realizando marketing.
www.instagram.com/iwannabeerwithyou
www.facebook.com/iwannabeerwithyou

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir