Tijuana tiene el primer museo en México para prevenir adicciones

El Centro Interactivo Ámbar, ubicado en la Tercera Etapa del Río, es un museo para que toda la gente sepa los riesgos y consecuencias del consumo problemático de drogas, y cómo prevenirlas.

Y es que mediante la más avanzada tecnología multimedia, el museo implementa un modelo de prevención con estrictas bases científicas y educativas.

Ámbar es un proyecto del Consejo de Desarrollo Económico de Tijuana (CDT) y la Fundación Nacional Ambar, cuya misión es prevenir conductas de riesgo y promover un estilo de vida sano.

El centro ya ha sido visitado por unos 38 mil niños de escuelas locales y de Rosarito, y aplica estrategias desarrolladas por científicos de todo el mundo. Su modelo educativo no solo se enfoca a fortalecer el papel que juega la familia en la prevención y lucha contra la dependencia a las drogas.

El centro interactivo cuenta con 4 módulos en los cuales de forma creativa y novedosa se abordan situaciones cercanas a lo que viven comúnmente niños y adolescentes.

El recorrido inicia con el módulo ‘Ciencia y salud’ en el cual se abordan aspectos científicos sobre la salud y los procesos cerebrales.

En el segundo módulo titulado ‘Cerebro y cuerpo humano’ se presentan mediante una historia aspectos generales sobre el cerebro y la forma en que las drogas actúan en él.

El recorrido continúa con el módulo titulado ‘Las adicciones’ en el cual de forma interactiva se presentan conceptos que permiten comprender los efectos físicos, psicológicos, personales y sociales a corto y largo plazo a causa del uso de sustancias adictivas.

El último módulo titulado ‘La prevención’ tiene como objetivo fortalecer la autoestima de los menores y hacerles saber que ellos tienen el control sobre aquellas cosas que les toca decidir; mediante ejercicios prácticos se presentan estrategias de mucha utilidad para que los niños y adolescentes tomen decisiones, expresen sus emociones y sean capaces de resistir ante la presión de hacer algo que quizás, en el fondo, no desean hacer.

Medio centenar de investigadores participaron en la planeación del centro, así como 17 instituciones relacionadas al tema, además de científicos de todo el mundo que asesoraron las ideas y el trabajo a desarrollar.

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) también financió, por su parte, la evaluación de los contenidos de este espacio. Se trata de un esfuerzo conjunto entre la iniciativa privada y el gobierno por contar con un modelo de prevención universal, en donde se conjugan la salud y la educación.

El edificio que alberga el museo es obra del arquitecto mexicano Pedro Ramírez Vázquez y cuenta con equipo de alta tecnología, área de atención personalizada, área para kioskos interactivos, oficinas administrativas, enfermería, módulos sanitarios y área de informática; tiene aproximadamente 3 mil 400 metros cuadrados de construcción, en un predio de 10 mil 800 metros cuadrados, con estacionamiento, plaza de acceso y jardines.

Para conocer más acerca del Centro Interactivo Ámbar visita su sitio de Internet. También checa este recorrido del museo en video:

Relacionado:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir