Haz tu propia cheve: aquí te decimos cómo

Cocinar cerveza no es lo que te imaginas y es todo lo que te dicen.

Cuando me puse de acuerdo con la gente de Brewpub para ayudar en la cocinada de su siguiente cerveza (una hoppy wheat que ya debe de estar disponible en su taproom), lo primero que me dijeron fue: “va, te vemos el sábado a las 7am”.

WHAAATTT????

Sí, esa fue mi primera reacción. Lo siguiente fue decir acepto y estar puntual para comenzar a trabajar.

Seguramente muchos de ustedes han pensado en hacer su propia cerveza, total, no ha de ser tan difícil, ¿cierto? La verdad es que el trabajo del cervecero es valiosísimo y tan complejo como cualquier otro.

Si estás dispuesto a intentarlo y te encuentras listo para pasar de “catador aficionado“ a “cervecero rookie“, estos son nuestros 5 consejos derivados de nuestra primera cocinada de cheve:

1. La clave de todo: la limpieza
Lo más importante para asegurar que tu cerveza tenga un resultado positivo, es la limpieza. Lavar todo, una y otra vez y de cierta forma en particular, es el Padre Nuestro de los cerveceros. Toda tu creación se puede ver arruinada si no lavas correctamente los fermentadores, mangueras, barriles, y todo lo que toque la cheve y sus sagrados ingredientes.

2. La temperatura ideal

Para poder comenzar a macerar, el agua a utilizar debe de estar y conservarse a cierta temperatura, y para poder pasar tu cerveza a la etapa de fermentación, deberás de cuidar por igual los grados a los que se encuentre. Los errores en el control de la temperatura podrían lastimar fatalmente tu futura cerveza.

3. Selección de los ingredientes

Por supuesto que deberás elegir que estilo de cerveza estás haciendo y por ende, qué ingredientes utilizarás. Existen muchísimos tipos de lúpulos, maltas y levaduras, que eligiendo los adecuados dan como resultado un estilo u otro de Ale o Lager, así que ten en cuenta la receta que seguirás y el resultado que deseas obtener para poder saber cuál será la fórmula mágica.

4. El proceso

Como todo, cocinar cheve lleva una serie de pasos que deberás seguir sin omitir alguno y con el orden indicado. En este caso, el orden de los factores sí altera el producto, así que programa tu tiempo y se paciente. Al final, recuerda que el correcto almacenamiento también es parte fundamental para tener una buena cerveza. Te aseguramos que valdrá la pena la espera.

5. Disfruta el “brewing day“

Agradece a Ninkasi por el elixir que obtendrás de este proceso, bebiendo una cerveza refrescante mientras le das vida a una nueva. Lo cool de cocinar cheve es que podrás tomarte una, o dos, o tres en el proceso (tampoco abuses). Así que prepara tu kit para el día de la cocinada y di cheers con tu bebida favorita.

Estoy segura de que una vez que hayas cocinado tu primera cheve, el amor que le tienes a este líquido ancestral crecerá exponencialmente y disfrutarás aún más cuando destapes la siguiente Pale Ale o IPA.

Parece que o Forsetes e o Sath gostam bastante do Homem de Ferro

A photo posted by Level Up (@levelup) on

Patricia es consultora de marketing y fervorosa entusiasta de la cerveza artesanal. Visita sus sitios:
www.instagram.com/iwannabeerwithyou
www.facebook.com/iwannabeerwithyou

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir