San Diego

Cansados de la impunidad

Alrededor de 300 ciudadanos se reunieron en las calles de Tijuana para protestar por la violencia

Paralelo a esa protesta, pero en la glorieta Cuauhtémoc, se manifestó una docena de miembros de la Asociación Ciudadana contra la Impunidad, un organismo conformado por familiares de 234 desaparecidos.

Se unieron a la marcha nacional pero no a la protesta de los grupos que estaban en la glorieta Independencia.

"Nosotros reclamamos a quienes hacen mal su trabajo y no podemos generalizar, porque con esa misma visión todos seríamos asesinos, todos seríamos narcos. En el gobierno hay buenos elementos que tienen la voluntad de ayudar, pero también hay malos elementos y a esos hay que reclamarles. Por eso no nos unimos al otro grupo, porque están generalizando", dijo Eduardo Rosales, miembro de la Asociación.

Liliana Rosales, de 54 años, y su esposo Alejandro Garza, de 64, una decoradora y un médico veterinario, acudieron por primera vez a una protesta. Estaban en la glorieta Independencia porque estaban hartos de la violencia, de sentir miedo y desconfianza en la calle.

"No necesitamos que nos maten a alguien de la familia para protestar, no, hay que prevenir, tenemos que hacer ver a los políticos que estamos hartos de lo que está pasando", dijo Rosales.

"El problema del narcotráfico se debió haber enfrentado con logística", agregó Garza. "No se necesita ser un Sherlock Holmes para saber quién está metido en el narcotráfico. Sí, ha caído mucha gente: sicarios, vendedores de droga; pero yo no he visto que caiga un lavadólares, un banquero, un industrial coludido. El dinero del narcotráfico no está debajo del colchón, está en los bancos. El enfrentar al narcotráfico como se está haciendo sólo está trayendo más violencia".

A pocos metros de la pareja estaba la señora Victoria Vela, de 76 años, quien señaló que también estaba "harta de ver tantos huérfanos, tantos secuestrados, de ver a tantas familias destrozadas". No tenía en su familia alguna víctima, pero aún así dijo que le dolía como mexicana.

Al filo de las cinco de la tarde los protestantes se fueron yendo. En el césped del jardín de la glorieta quedaron algunos volantes con la imagen de una mancha de sangre y la leyenda "No más".

Relacionado:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir