Cabrera y Pineda a disfrutar del debut; Reyes y Beltrán a olvidar rumores

Presencia de peloteros latinoamericanos para el Juego de las Estrellas del béisbol de las Grandes Ligas será cuantiosa y de calidad con nombres como el torpedero venezolano Asdrúbal Cabrera y el abridor dominicano Michael Pineda, que serán debutantes.

Cabrera y Pineda a disfrutar del debut; Reyes y Beltrán a olvidar rumores - © Agencia EFE
© Agencia EFE

Tamaño

Houston (EE.UU.), 12 jul (EFE).- Presencia de peloteros latinoamericanos para el Juego de las Estrellas del béisbol de las Grandes Ligas será cuantiosa y de calidad con nombres como el torpedero venezolano Asdrúbal Cabrera y el abridor dominicano Michael Pineda, que serán debutantes.

Además peloteros como el dominicano José Reyes -aunque no juegue- y su compañero de equipo, el jardinero boricua Carlos Beltrán, también llegaron a Phoenix para el "Clásico de Verano" que les va a permitir descansar durante unos días de los rumores sobre sus posibles traspasos.

Cabrera, la revelación de la temporada con los Indios de Cleveland, será el primer venezolano desde 1982 que salga de titular en la posición de campocorto para disputar el Juego de las Estrellas con el equipo de la Liga Americana para devolver la tradición de protagonismo al béisbol de su país.

El pelotero de los Indios se convertirá en el cuarto torpedero venezolano que sale como titular en un clásico de verano, siguiendo los pasos de Alfonso Carrasquel, Luis Aparicio y David Concepción.

Nadie lo había hecho desde 1982, cuando Concepción llegó a su sexto Juego de las Estrellas con los Rojos de Cincinnatti, mientras que Carrasquel fue el primero, en 1951.

Otro torpedero mito del béisbol venezolano, Omar Vizquel, que con 44 años sigue activo con los Medias Blancas de Chicago, nunca fue titular en su tres Juegos de las Estrellas que ha disputado como profesional.

Vizquel tenía 31 años cuando logró su primera convocatoria. Cabrera, quien usa el número 13 en honor a ese torpedero venezolano, se ha graduado con apenas 25 y será novato.

La baja de Derek Jeter, el dueño inamovible del puesto titular en los últimos cinco años, dejó a Cabrera quedara como el encargado de asumir la responsabilidad y será el segundo en el orden ofensivo del equipo dirigido por el piloto Ron Washington, de los Vigilantes de Texas.

Jeter ganó la votación por sexto año seguido, con Cabrera segundo, pero después de pegar el pasado fin de semana su imparable número 3.000, vigésimo octavo pelotero que lo consigue, decidió no viajar a Phoenix para recuperarse de la lesión de la que había salido a primeros del mes de julio.

Su ausencia le valió un reproche de Bill Giles, el presidente honorario de la Liga Nacional y director ejecutivo de los Filis que fue categórico cuando dijo que un pelotero que el fin de semana consigue su hit 3.000 no puede quedarse luego en su casa para el Juego de las Estrellas.

Otro pelotero latinoamericano sorpresa, pero merecedor a estar en el Juego de las Estrellas es el abridor novato dominicano Miguel Pineda, de los Marineros de Seattle, que está haciendo méritos para también aspirar el mejor del año.

Mientras que el tercera base venezolano Pabló Sandoval, de los Gigantes de San Francisco, recibió la compensación a todo el gran esfuerzo que ha hecho para bajar más de 18 kilogramos de peso con el llamado por parte del piloto de su equipo Bruce Bochy, que dirigirá al de la Liga Nacional, para estar el Juego de las Estrellas.

Sandoval entró al grupo selecto que verá acción esta noche en el Chase Field por la baja del dominicano José Reyes, el torpedero de los Mets de Nueva York, que ha querido estar presente en la celebración del Juego de las Estrellas aunque no pueda jugar.

Reyes pudo haber descansado y seguir con la recuperación de la lesión muscular que sufre, pero se presentó en Phoenix y hasta participó varios turnos de bateo en el entrenamiento del lunes.

"Esto significa mucho, pese a estar lesionado. No todos los años tienes la oportunidad de estar en un Juego de Estrellas. Cuando la tienes, hay que aprovecharla, no importa que no vayas a jugar", declaró Reyes.

El dominicano salió primero en la votación de los aficionados y no quería dar un gesto de desprecio, además de olvidarse de todos los rumores sobre su futuro dentro del equipo.

También fue llamado al Juego de las Estrellas el abridor estelar de los Marineros, el venezolano Félix Hernández, pero no podrá participar con el equipo de la Americana ya que el pasado domingo lanzó siete entradas como abridor.

Otras ausencias destacadas de peloteros que han sido seguros en los Juegos de las Estrellas y que estarán ausentes en Phoenix, incluyen a los compañeros de Jeter, Alex Rodríguez (fue operado en la rodilla el lunes) y el relevista panameño Mariano Rivera (acusaba una molestia en el tríceps derecho).

Tampoco estará con el equipo de la Nacional, el dominicano Albert Pujols es un astro que hubiese querido venir, pero el jonronero dominicano de los Cardenales de San Luis no fue seleccionado y recién la semana pasada volvió a la actividad tras adelantar un mes la recuperación de una fractura en la muñeca izquierda.

Su puesto fue ocupado por el receptor venezolano del equipo de los Cascabeles de Arizona, Miguel Montero, al que eligió Bochy como el jugador para formar parte de las estrellas de la Liga Nacional.

Mientras, que el jardinero boricua de los Mets, Carlos Beltrán, que al igual que Reyes es el centro de rumores sobre su futuro, hará historia con su participación en el Chase Field.

Ahora que las Grandes Ligas decidieron el uso del bateador designado en los estadios de ambas ligas en el "Clásico del Verano", Beltrán será el primero que cumpla esa labor con un equipo de la Liga Nacional, cuando hace un años se cuestionaba su futuro.

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook