Tortas para conocedores

La cubana, la ahogada, la de milanesa, el tradicional platillo mexicano ha llegado al Gaslamp

Tortas para conocedoresLas tortas se sirven acompañadas de un chile relleno. Diana Inocencio / Enlace
Las tortas se sirven acompañadas de un chile relleno. Diana Inocencio / Enlace

Tamaño

SAN DIEGO.- A Stefano Pezzotti, italiano por descendencia pero mexicano de corazón, siempre le gustaron las tortas. Las comió desde niño en la Ciudad de México donde nació y en otras partes de la república donde le tocó vivir en su carrera como restaurantero. Así que cuando hace diez años llegó a vivir a San Diego, buscó donde comerse una buena torta y descubrió que solo se hallaban en lo más recóndito de la ciudad.

Desde entonces traía la idea de montar una buena tortería en un sitio céntrico, pero se le atravesaron varios años administrando restaurantes de alta cocina, hasta que la vida acomodó las cosas y hoy por fin San Diego cuenta con la primera tortería en el Gaslamp.

Bolillo Tortas abrió sus puertas el pasado noviembre, después de un par de años de meticulosa planeación. Pezzotti quiso iniciar con el pie derecho, por lo que contrató profesionistas en todas las áreas; desde la nutrióloga que creó el extenso menú, hasta el diseñador de interiores que logró plasmar la idea de una canasta de mimbre en el techo del local. Cuarenta comensales pueden disfrutar sus tortas cómodamente sentados en las sillas de mimbre.

El menú ofrece gran variedad de opciones. “Me puse a pensar en un grupo de 20 personas”, explica Pezzotti, “y cómo cada una de ellas puede traer un antojo diferente: algunos querrán una torta calientita, otros la querrán fría, algunos pueden ser vegetarianos, otros quizá prefieran una sopa o ensalada con su torta o traigan niños y busquen un menú para niños”.

Stefano Pezzotti, dueño de Bolillo Tortas, habla del concepto de su restaurante. Diana Inocencio / Enlace

De las más de 50 opciones en el menú, las tortas favoritas son la cubana ($9.75) y la de carne asada ($9.50). Todas las tortas se sirven acompañadas de un chile jalapeño relleno de queso mozzarella y envuelto en tocino.

Los conocedores de tortas se sorprenderán de encontrar tortas como la de milanesa, original de la Ciudad de México, y la ahogada, creada en Guadalajara, Jalisco. “Mandamos traer los birotes salados desde Guadalajara para lograr una torta ahogada auténtica… nos da gusto que los clientes de Guadalajara salen felices y nos dicen que está deliciosa”.

Para beber, Bolillo Tortas cuenta con más de 20 tipos de cerveza, 10 clases de vino y champaña, aunque Pezzotti opina que tradicionalmente una torta debe acompañarse con una rica horchata o agua de tamarindo, también disponibles en el local de 2 mil 400 pies cuadrados.

Si las cosas salen como Pezzotti y su socio Luis F. Zuber lo han planeado, Bolillo Tortas se convertirá en una cadena nacional que lleve la fama de las tortas al nivel que gozan los tacos.

“Se trata de difundir nuestra cultura […] el éxito radica en que tanto a conocedores como a no conocedores les gusten nuestras tortas”, dijo Pezzotti mientras le daba la última mordida a su torta de carne asada.

Ubicado en 417 Fourth Ave. San Diego, CA 92101, Bolillo Tortas abre sus puertas de 11 de la mañana a medianoche y de jueves a sábado hasta las 3 de la madrugada.

Edith Fuentes escribe para Enlace, el semanario en espanol de San Diego Union Tribune. editorial@mienlace.com

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook