Parientes mexicanos de Romney lamentan el triunfo de Obama

Triste noticia para los primos mexicanos del candidato Republicano

Parientes mexicanos de Romney lamentan el triunfo de ObamaCortesía sitio oficial.
Cortesía sitio oficial.

Tamaño

La noticia del triunfo del Presidente Barak Obama sobre su contrincante político Mitt Romney llegó en tiempo real hasta el desierto mexicano, tocó fibras muy profundas y destruyó la esperanza que tenían varias docenas de parientes del candidato Republicano, matando de tajo la ilusión de contar en su árbol genealógico con el hombre más poderoso del mundo, el Presidente de los Estados Unidos de América.

Desde hace unos meses se supo que la familia de Mitt Romney contaba con familiares cerca del poblado de Casas Grandes, en el estado de Chihuahua al norte de México. Esto cambió completamente la dinámica de la región, la puso en el mapa, igual colocó los reflectores sobre agricultores mexicanos de apellido Romney, quienes de la noche a la mañana se convirtieron en toda una celebridad.

Medios locales y extranjeros acostumbrados a cubrir noticias sobre narcotráfico, secuestros y violencia en el marco de la guerra declarada por el Presidente Calderón al crimen organizado, se dedicaron a buscar a familiares del candidato para entrevistarlos. En si a toda la comunidad mormona de la región le agradaba la idea de que Romney fuera presidente.

Las raíces de la familia Romney en México datan desde fines de 1800s, cuando una parte de la familia viajo al sur estableciendo una gran comunidad mormona en medio del desierto. Fue después, a principios del siglo XX durante la Revolución Mexicana, cuando algunos de sus integrantes regresaron a los Estados Unidos.

Los Romney mexicanos no son los únicos con el corazón roto tras esta elección, el Presidente Obama gana de nuevo la presidencia en un país en el cual casi la mitad de la población votó en su contra.

Por ahora, en la Republica de Kenia, igual que hace cuatro años, algunos familiares del Presidente Obama celebran el triunfo con danzas y platillos típicos.

Cientos de millas al sur de los Estados Unidos, en el desierto mexicano, familiares de Romney se prestan a seguir su día como cualquier otro, sin novedad, sin el acecho de la prensa, sin carne asada para celebrar, más con la esperanza de que sus 15 minutos de fama se repitan dentro de cuatro años.

Eduardo.Flores@sandiegored.com

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook