Investigan muerte de un menor en Cinépolis

El pequeño recibió un balazo en la cabeza mientras asistía a la proyección de una cinta

Investigan muerte de un menor en CinépolisCortesía Telefórmula Puebla.
Cortesía Telefórmula Puebla.

Tamaño

MEXICO.- La Fiscalía de Ciudad de México abrió una investigación en torno a la muerte de un menor de edad que el 2 de noviembre pasado recibió un balazo en la cabeza mientras asistía a la proyección de una película en un cine, informaron hoy fuentes oficiales.

La empresa Cinépolis, propietaria de la sala ubicada en Plaza Ermita, en el barrio de Iztapalapa, emitió hoy un comunicado donde manifiesta su "solidaridad y respeto" a la familia del niño Hendrik Cuacuas mientras avanzan las investigaciones de "este desafortunado incidente".

La Procuraduría General de Justicia de Distrito Federal (PGJDF) explicó en un boletín que el 2 de noviembre el niño de 10 años, una hermana y su padre estaban en la sala cuando el adulto "escuchó un zumbido cerca de su oreja" y tras él "un tronido y golpe" en "fracción de segundos".

El padre se percató entonces de que la cabeza de su hijo estaba "colgada hacia su lado derecho" y que él estaba "convulsionando" y con la cabeza ensangrentada.

"Se levantó y a gritos solicitó ayuda, hasta que salió de la sala de cine para buscar al personal responsable y encontró al gerente, a quien le comentó que le habían pegado" a su niño, indicó en su declaración, según la Fiscalía capitalina.

Desde ahí llevado a un hospital, donde el menor fue auxiliado, y después trasladado a otro nosocomio "donde fue intervenido quirúrgicamente, pero debido a la gravedad de la lesión falleció el día 4 de noviembre".

La PGJDF detalló que el pequeño "falleció por proyectil de arma de fuego penetrante en el cráneo".

En el caso trabaja la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio de la PGJDF, que mantiene resguardada la sala de cine donde se registraron los hechos.

La empresa cinematográfica explicó en su comunicado que su personal auxilió al menor y a su padre siguiendo su protocolo de emergencia.

"Durante el tiempo que se estuvo en el conjunto dando la atención al cliente y en el trayecto al hospital en ningún momento se habló de una detonación de arma de fuego", detalló Cinépolis en un primer parte informativo sobre lo ocurrido.

En un segundo boletín señaló que "varios empleados de Cinépolis de manera voluntaria se presentaron a declarar ante la PGJDF para aportar todos los elementos que pudieran ser de utilidad a las autoridades investigadoras".

Este día está previsto que continúen las investigaciones del caso y la rendición de declaraciones sobre lo ocurrido, señala Cinépolis, que lamentó lo sucedido y señaló que seguirá colaborando con las autoridades "en el esclarecimiento de este suceso".

Editorial@sandiegored.com

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook