EU y México firman acuerdo sobre agua del Río Colorado

La "Minuta 39" es la mayor modificación desde el Tratado de 1944

EU y México firman acuerdo sobre agua del Río ColoradoDos chorros de agua se precipitan desde la presa de Glen Canyon, como parte de un experimento destinado a la construcción de playas y bancos de arena en el Río Colorado. EFE/Bureau of Reclamation
Dos chorros de agua se precipitan desde la presa de Glen Canyon, como parte de un experimento destinado a la construcción de playas y bancos de arena en el Río Colorado. EFE/Bureau of Reclamation

Tamaño

SAN DIEGO.- Funcionarios de EE.UU y México firmaron hoy un nuevo acuerdo para compartir el agua del Río Colorado, en lo que representa la mayor modificación de los mecanismos vigentes desde el Tratado de 1944 entre ambos países.

Con la presencia del secretario del Interior, Ken Salazar, en la ceremonia, funcionarios de ambos países firmaron en San Diego la "Minuta 319", que busca también crear mecanismos de cooperación bilateral para resolver los retos que experimentan los estados de la cuenca del Río Colorado, particularmente la sequía.

Con esta minuta, la Comisión Internacional de Fronteras y Agua hace el seguimiento de los acuerdos logrados en diciembre de 2010, cuando Salazar visitó México y firmó la "Minuta 318" en la que se acordó perseguir una estrategia a largo plazo para la administración del Río Colorado.

En el acuerdo por cinco años, México podrá almacenar parte del agua que le corresponde del río en el Lago Mead, que se extiende desde Nevada hasta Arizona, a cambio de ceder parte de su agua durante períodos de sequía, lo que equipara a este país con estados de EE.UU que también se han comprometido a ceder parte del agua que les toca en esos períodos.

El secretario del Interior, Ken Salazar, dijo tras la ceremonia que el acuerdo culmina un proceso de negociaciones de 10 años entre ambas administraciones y con el cual México "se convierte en un auténtico socio" de EE.UU. en relación con la cuenca del río.

"Ante los riesgos de menores suministros de agua en los años venideros, estamos muy orgullosos de este histórico acuerdo y el esfuerzo entre ambos países. que asegurará que el agua siga fluyendo y que haya crecimiento económico para EE.UU. y México", dijo Salazar.

El acuerdo también contempla que California, Arizona y Nevada puedan comprar agua de México, y que los fondos recolectados, que se estiman en cerca de 10 millones de dólares, sean utilizados por ese país a fin de mejorar su infraestructura, particularmente en áreas afectadas por los terremotos de 2010 en los alrededores de la ciudad de Mexicali.

Con este acuerdo también se atienden los esfuerzos para restaurar el delta del río, cuya vida silvestre ha sido afectada por conflictos entre EE.UU y México.

El secretario enfatizó que con este acuerdo autoridades de ambos países "eligieron la colaboración sobre el conflicto y provee un modelo internacional sobre cómo resolver asuntos relacionados sobre el agua".

"Hace un año mucha gente opinaba que un acuerdo como el de hoy era imposible de lograr. Este es el nacimiento de una nueva relación para el Río Colorado entre EE.UU. y México", dijo Salazar.

"En un mundo en el que el cambio climático y el crecimiento de población están destinados para continuamente poner presión a nuestros recursos acuíferos, este acuerdo crea un estándar para todas las futuras decisiones de administración del Río Colorado", dijo Sal Rivera, director de la organización Nuestro Río Arizona, un grupo hispano dedicado a la preservación de los recursos del río.

Para Rivera, este acuerdo hace posible proteger la salud del río al mismo tiempo que se hace la transferencia de recursos acuíferos más confiable para ambos países.

De acuerdo con el Tratado de Aguas bilateral de 1944, México estaba obligado a transferir a EE.UU. 350.000 pies-acre de agua anualmente desde el Río Grande, conocido como Río Bravo en el país vecino, a cambio de recibir 1,5 millones de pies-acre de EE.UU., procedentes del Río Colorado.

Un pie-acre de agua equivale a 1.362.000 litros, cantidad necesaria para cubrir un acre de superficie con una profundidad de 30 centímetros.

Bajo el nuevo acuerdo, México cederá parte de su porción de agua cuando el líquido en el lago Mead baje de 1.075 pies y recibirá parte del excedente cuando el agua suba de 1.145 pies, de acuerdo con un sumario del Distrito de Agua Metropolitano del Sur de California.

El Río Colorado es una fuente de agua esencial para la agricultura y las comunidades de Colorado, Nuevo México, Utah y Wyoming.

Editorial@sandiegored.com

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook