Elba Esther Gordillo: cuando el costo político es más alto que el valor

La legitimación del poder

Elba Esther Gordillo: cuando el costo político es más alto que el valorElba Esther Gordillo. Servicios SanDiegoRed
Elba Esther Gordillo. Servicios SanDiegoRed

Tamaño

Ya es del conocimiento público que el SNTE ha sido descabezado. La tan rechazada y criticada profesora Elba Esther Gordillo fue detenida a su llegada en el aeropuerto de la ciudad de Toluca el martes 26 de febrero. Muchos han comparado esta detención con la salida de Carlos Jonguitud Barrios de la presidencia del SNTE en 1989, así como el encarcelamiento de Joaquín Hernández Galicia “la Quina”, líder del sindicato petrolero. En aquellos años, con estas acciones el ex presidente Salinas puso su mano de hierro sobre la mesa y hacer sentir que él estaba al mando del poder político en México.

En nuestro sistema político la figura de los sindicatos sirven, por lo general, a los intereses del gobierno y del PRI. Desde los tiempos del presidente Álvaro Obregón por allá en los años 20, Luis N. Morones era líder sindical de la CROM pero además era un garante de la estabilidad política y los agremiados al sindicato. No se diga para golpear y reprimir a los opositores, así también para controlar las elecciones. Fue a partir del sexenio del presidente Lázaro Cárdenas que, con la creación de la CTM, el sindicalismo obtuvo mucho más fuerza en la vida política del país, al tiempo que los sindicatos fueron replegándose a favor del régimen para servir a su estabilidad.

Otra característica del sindicalismo mexicano es la larga permanencia de sus líderes. Muchas generaciones de mexicanos vieron cómo Fidel Velázquez envejeció y murió como líder vitalicio de la Confederación de Trabajadores de México. Sin dejar de mencionar otros tantos como Martín Esparza del extinto Sindicato Mexicano de Electricistas. Todo ello es muestra de que los sindicatos corporativizados por el régimen priísta están al servicio del gobierno y su partido, y no de sus agremiados.

El gran problema es también que en el sindicalismo de nuestro país sus figuras se van sustituyendo a través de las traiciones. Elba Esther Gordillo fue puesta ahí por Carlos Salinas para sustituir al depuesto Carlos Jonguitud Barrios –a quien ella había servido- quien a su vez había derrocado a Manuel Sánchez Vite, a quien originalmente había servido incluso como secretario particular.

Más Noticias

Más Noticias

Comic-Con 2014

Más de Comic-Con 2014

SanDiegoRed en facebook