¿Qué pasó ayer? Parte 3: Esta vez recordarán todo

El final de una aventura

¿Qué pasó ayer? Parte 3: Esta vez recordarán todo

Tamaño

(La siguiente reseña puede contener spoilers)

Ya son 5 años aproximadamente desde que Todd Phillips sorprendió y divirtió al mundo en el 2009 con la primera parte de la trilogía “¿Qué pasó ayer?” (The hangover). Ese viaje ha terminado al fin. La tercera y última parte de” ¿Qué paso ayer?” es una comedia mucho más cruda, negra e incluso me atrevería a decir original que la anterior parte y concluye perfectamente con una historia que fácilmente pudo caer en una trama predecible.

Después de una segunda parte que básicamente era una repetición de la fórmula usada en la primera, es todo un gusto ver a Todd Philips darle la vuelta a ese concepto. Bradley Cooper, Ed Helms y Zack Galifianakis regresan una vez más para hacernos reír con las aventuras de “la manada de lobos” en un recorrido que va desde Tijuana a Las Vegas, donde la comedia y la acción nunca pierden su ritmo.

La trama principal es una combinación de las historias de Alan (Galifinakis) y Leslie Chow (Ken Jeong), quién en ésta ocasión se roba el espectáculo, lo cual puede o no ser bueno, ya que se siente algo sobre expuesto, en la cual Leslie escapa de una prisión en Tailandia, desencadenando una serie de eventos que pondrán a los protagonistas en aprietos. La historia de Alan, es un tanto más complicada, dándole un tono más serio y oscuro al film. Después de los eventos de las películas anteriores Alan deja de tomar sus medicamentos, haciendo de él una persona más inestable de lo que ya era, terminando en la muerte del padre de familia (Jeffrey Tambor), reuniendo una vez más al grupo de amigos.

El grupo convence a Alan de entrar a un retiro en un centro de rehabilitación y en el trayecto son interceptados por Marshal (John Goodman), un líder de la mafia convencido de que ellos pueden encontrar a Chow. Como garantía secuestra a su amigo Doug (Justin Barta), dejando una vez más al trío de amigos en una aventura para salvar a su amigo. En ese momento es donde deben viajar a Tijuana, México a buscar a Leslie Chow. Una vez más el estereotipo mexicano está al 100% en el radar de Hollywood, representando a México como un pueblo eternamente atorado en la época de los 20’s, donde no hay pavimento y la gente aún usa sombreros. Como dato curioso cabe mencionar que fue la única locación que montaron en otro lugar, las escenas de Tijuana fueron grabadas en Nogales, Sonora para poder mostrar esa caricatura de la ciudad. Una vez que encuentran a Chow, comienza la travesía a Las Vegas.

La película no siempre logra balancear los diferentes tonos por los que apuesta, por al menos se nota el esfuerzo por presentar algo diferente a las primeras dos entregas. Y aunque el humor no es tan crudo como en la segunda parte, es un esfuerzo interesante y divertido ver cómo hasta el humor de la cinta ha ido evolucionando al igual que sus personajes. Nunca supera por completo a la primera parte, pero eso es algo que las terceras entregas de una serie difícilmente logran, su mayor fuerte en intentar algo fresco y nuevo con personajes que hemos llegado a conocer y querer.

VIDEO : Avance "The Hangover 3"

Jorge.Guevara@sandiegored.com

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook