Familia secuestraba a migrantes en Tijuana

El papá y sus hijos engañaban a los indocumentados haciéndose pasar como traficantes

Familia secuestraba a migrantes en TijuanaRuperto León Bravo fue detenido junto a sus hijos Juan Carlos y Luis Bernardo León Bernal. Servicios/SanDiegoRed
Ruperto León Bravo fue detenido junto a sus hijos Juan Carlos y Luis Bernardo León Bernal. Servicios/SanDiegoRed

Tamaño

Tijuana.- Un hombre y dos de sus hijos fueron detenidos como presuntos secuestradores de inmigrantes a quienes engañaban haciéndose pasar por “polleros”.

La fiscalía estatal presentó el martes a Ruperto León Bravo, de 50 años, y a sus hijos Juan Carlos y Luis Bernardo León Bernal, de 18 y 23 años, respectivamente.

A ellos se les acusa de secuestrar, golpear y extorsionar a al menos dos migrantes nativos de la Ciudad de México y de Michoacán.

Son el tercer grupo criminal con estas características que las autoridades detienen durante los últimos cuatro meses con la liberación de 14 víctimas, contando las dos de este caso.

Según la fiscalía, los hechos con los que se les relaciona sucedieron en noviembre pasado. León Bravo, quien se hacía pasar como guía de una banda de traficantes de indocumentados, abordó a dos migrantes en el distrito Centro de Tijuana, que recién habían sido deportados y pretendían cruzar a Estados Unidos.

El supuesto pollero les dijo que cobraría 2 mil 200 dólares por cada uno para cruzarlos por un cerro del área de Tecate. Las víctimas aceptaron y hablaron con sus familiares para que depositaran el dinero, informó la fiscalía.

Sin embargo, León Bravo llevó a las víctimas a una vivienda de la colonia Divina Providencia, al suroeste de la ciudad, mientras se llegaba el día de cruzar, les dijo, porque pretendía juntar a más inmigrantes.

Uno de los migrantes consiguió que su familia depositara 2 mil dólares, mientras al otro le depositaron mil 800 dólares, señaló la fiscalía. Los tuvieron privados de su libertad por ocho días, hasta que el 11 de noviembre de 2010 los subieron junto a otros seis migrantes en un autobús.

En una carretera cercana a Tecate fueron bajados todos, testificaron las víctimas en el Ministerio Público. Ahí los supuestos polleros los pasaron por un cerro en donde atravesaron por un canal de aguas negras, donde los esperaban sus cómplices, quienes estaban armados y encapuchados.

“Ahí les traemos más mercancía”, dijo León Bravo a sus hijos. Los secuestradores los llevaron hasta una cueva entre las montañas, donde los golpearon y les exigieron los números telefónicos de sus familias.

Según la fiscalía, los captores llamaron a los familiares de las víctimas fingiendo que ya se encontraban en Estados Unidos para que depositaran 2 mil dólares más por cada uno, cantidad que les fue depositada. Después los abandonaron en el cerro.

Los migrantes regresaron hasta la carretera donde pidieron ayuda para llegar a Tijuana, donde acudieron al Ministerio Público para denunciar los hechos.

La Unidad Antisecuestros comenzó las investigaciones y pudo identificar a los tres presuntos culpables el pasado lunes. Su detención se dio en las inmediaciones de la colonia Divina Providencia. Los tres fueron internados en el penal estatal del distrito La Mesa en Tijuana mientras se les sigue el proceso por secuestro agravado y robo con violencia.

Entre diciembre y enero pasados, las autoridades lograron rescatar a doce inmigrantes que habían sido secuestrados, golpeados e incluso, algunos de ellos, violados por miembros de dos diferentes bandas criminales dedicadas a la extorsión de indocumentados.

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook