Tijuana y Baja California

Mujeres trans llegan a la frontera en Tijuana huyendo de la transfobia de sus países

Ya no quieren el "sueño americano", solo piden una vida mejor sin ser señalados

Mujeres trans llegan a la frontera en Tijuana huyendo de la transfobia de sus paísesFoto: Ángel García
Foto: Ángel García

Tamaño

Dentro del gran flujo de migrantes centroamericanos que llegan a las fronteras de México, existe un grupo que huye no solo de la violencia, pobreza o el poco trabajo de sus países, sino que por su condición de ser quienes son; mujeres transexuales, que deben huir para no ser violentadas, señaladas y acosadas.

Igual que cualquier migrantes, recorren miles de kilómetros hasta las fronteras donde de manera legal o con la idea de pedir asilo en los Estados Unidos, arriesgan sus vidas entre los largos viajes en el tren o el acoso de grupos delictivos que están al acecho de despojarlos de sus pocas pertenencias.

Por si fuese poco este grupo de mujeres transexuales que toma la decisión de viajar desde países como El Salvador, Guatemala o Honduras, tiene que aguantar señalamientos por parte de autoridades de este lado del país y hasta de otros migrantes que recorren la ruta junto con ellos.

Violentadas y acosadas, llegan hasta la frontera norte de Tijuana con San Diego donde muchas de ellas aún acuden con la idea que les han pintado sobre el "sueño americano", por lo que buscan la opción de la petición del asilo político.

Rubí Juárez, directora del Centro de Atención Integral para Personas Trans de Tijuana, ha recibido varios casos de estas chicas que llegan a la ciudad el flujo de llegada varía, pero este está aumentado en los últimos meses.

Al llegar a la ciudad se dan cuenta que solo hay albergues para mujeres o para hombres, no existe uno acondicionado para este grupo de la comunidad LGTB que ha llegado en grupos a la frontera de seis a ocho mujeres en el último año, y que según datos de Rubí Juárez, hay por lo menos 15 a 20 en camino.

Tal es caso de Griselda Abigail Guillén, quien llegó hace un par de semanas con el contingente del "viacrucis migrante" junto con más de 200 migrantes centroamericanos.

Hondureña de nacimiento, Griselda, decidió que no buscará el "sueño americano", sabe de las condiciones migratorias de Donald Trump, por lo que ha decidido quedarse en México; regresar no es una opción allá seguramente alguna mara atentaría contra de ella.

En su país solo existe violencia, mejor que nadie ella lo ha sabido cuando los restos de uno de sus hermanos fueron llevados a su casa. Horrorizada con esa situación contó cómo ha tenido que huir, pese a que en Honduras tiene familiares que siguen siendo acosados por las pandillas.

Ahora quiere quedarse en Tijuana y encontrar trabajo, pero sabe que será difícil. No obstante, confía en que logrará una vida mejor a la que tenia en su país, donde fue orillada a trabajar en la prostitución por las nulas oportunidades de trabajo.

En la caravana migrante, ella junto con otras tres chicas trans llegaron con la decisión de no intentar cruzar a los Estados Unidos, pues buscarán salir adelante con la ayuda de algunas organizaciones LGBT en Tijuana donde iniciarán su trámite de petición de asilo, pero en el lado mexicano.

Varias chicas trans llegan a México pensándolo como un país de transito a Estados Unidos, pero en el camino se dan cuenta que aquí podrán estar mejor. Foto: Ángel García

No se te olvide leer más noticias en SanDiegoRed.com, así como también seguirnos en nuestras páginas de Facebook y Twitter.

@SangelGS

angel.garcia@sandiegored.com

Más Noticias

Más Noticias

SanDiegoRed en facebook