Ana María Polo publica un libro con las cartas de "Caso Cerrado"

La cubanoamericana Ana María Polo, que presenta los programas de televisión "Caso Cerrado", "Caso Cerrado: Edición Especial", y "Persiguiendo Injusticias", presenta un libro en el que recoge las cartas que el público le envía.

Ana María Polo publica un libro con las cartas de
© Agencia EFE

Tamaño

Miami, 18 nov (EFE).- La cubanoamericana Ana María Polo, que presenta los programas de televisión "Caso Cerrado", "Caso Cerrado: Edición Especial", y "Persiguiendo Injusticias", presenta un libro en el que recoge las cartas que el público le envía.

La obra, que lleva por título "Querida Doctora Polo: Las cartas secretas de 'Caso Cerrado'", recoge las candentes misivas enviadas por el público a la abogada, y que, "pertenecen a un mundo en el que la pasión, la obsesión y las perversiones humanas se combinan para crear un laberinto de lujuria y dolor".

"Escogí este tema no solo porque es interesante, sino también porque creo que es importante saber que el comportamiento sexual de los seres humanos es muy amplio. Por lo mismo, hay que saber controlarlo, y si no podemos controlarlo, al menos debemos conocer las consecuencias", expresó a Efe la doctora Polo.

La estrella de la cadena Telemundo agregó que para aquellos que consideren el tópico demasiado fuerte "deben ubicarse en el mundo en el que vivimos. En la internet no te ponen las cosas 'suaves'. Yo creo que no debemos catalogar al sexo como malo; es la irresponsabilidad, el abuso y la ignorancia los que son malos".

En sus programas de televisión, que gozan de gran popularidad tanto en Estados Unidos como en América Latina, la doctora Polo dispensa justicia a su manera particular.

No es raro que la dinámica jueza, que además canta el tema musical de sus programas, ría, llore o estalle de ira; a veces, se baja de su podio para abrazar a un litigante; otras, dice: "Eres una bestia!", como le gritó en una ocasión a un joven que despreciaba a su esposa por haber sido violada.

Es evidente que la doctora Ana María Polo se entrega a su labor en mente, cuerpo y alma. Tanto, que en una ocasión, cuando sintió que el sistema judicial le había fallado, estuvo a punto de dejar la profesión que tanto ama.

"Tuve una clienta que el esposo, un ex-policía, la mató a ella y a su hija de ocho años. Recuerdo que cuando leí el caso en el periódico la mañana siguiente, me desmayé, y consideré dejar mi profesión, porque vi que a veces las protecciones legales no funcionan", reveló.

"Pero entonces comencé a recibir cartas de personas que me decían 'Tú aportas mucho', y recordé que los abogados también somos consejeros. Me di cuenta que no solo puedo orientar a las personas en el plano legal, sino también puedo ayudarlos a un nivel más humano".

"Yo escribo canciones desde los ocho o nueve años", contó. "Me inspira todo. He hecho canciones hasta sobre dejar de fumar. Mis padres lucharon mucho porque yo no fuera artista, y de todas formas terminé haciendo televisión y cantando. Sin embargo, a mí se me olvida que las personas me conocen y que soy una figura pública".

Quizás por esto, cuando lee una nota sensacionalista sobre ella en las revistas de la farándula o los diarios amarillistas admite que se siente insultada. "No lo digo por lo que puedan decir de mí, sino porque engañan al lector. Hay gente que deja de comprar leche por comprar una revista, y la están engañando. Por suerte, mi familia y mis seres queridos saben exactamente quien soy".

Polo, sobreviviente de cáncer de seno, busca un espacio para ella todos los días, aún en medio del trabajo y las obligaciones. "Por algún motivo, creo que me voy a morir cuando tenga 82 años, y si esa persona pudiera darme un consejo ahora, creo que me diría 'Toma la vida despacio. Hay más tiempo que vida'. Y eso es lo que sueño: aprender de esta vida y que, de todo lo que haga o diga, quede algo bueno".

SanDiegoRed en facebook