VIDEO: Un tijuanense audaz

Ignacio Anaya vuelve a desafiarse, esta vez con un paseo ciclista.

por Brenda Colón
3 de Noviembre 2012

Tamaño

Durante 30 días el Licenciado en derecho Ignacio Anaya Barriguete, tijuanense y un apasionado deportista, volvió a ser noticia, esta vez con la hazaña de recorrer en bicicleta desde la ciudad de Nueva York hasta Tijuana. Haciéndolo solo, y realmente completamente en bicicleta o de plano cuando era imposible caminando.

Al sentarse con SanDiegoRed para esta entrevista, se observa al alrededor replicas de autos deportivos entre los anaqueles de sus libros de derecho, imágenes de él en traje sastre, y en persona lo observamos con una camisa de “Welcome to Tijuana”, gorra y tenis. Al momento de dar inicio a esta entrevista, nos encontramos con la sorpresa de que también estudió la carrera de contador público.

Pero, ¿Cómo? Al parecer son dos cosas muy diferentes estas profesiones y los deportes extremos. Nunca se imaginaría una persona que va a un juzgado que quien lo representa en un caso, viajó por todo un país en bicicleta, que escaló el Everest, que detrás de ese traje se esconde un deportista, y no cualquier deportista, uno extremo, con una larga trayectoria.

Una muestra más de que las apariencias engañan, una de las muchas gratas sorpresas que no da la vida.

Pero, ¿De dónde nace esta pasión por los deportes extremos? “Bueno desde pequeño me gustó lo que es el atletismo, lo que es el ciclismo aunque nunca lo practique de manera profesional. Sin embargo, después de estudiar dos carreras profesionales, ya había comentado que era abogado, también estudié la carrera de contador público y estuve en una maestría. Pero llego el momento en el que decidí regresar al deporte, empecé a practicar lo que es el montañismo, la escala en alta montaña, paralelamente el ciclismo y eso me llevó a buscar otras alternativas. Comencé a participar en triatlones, ironmans y en razón de ello decidí emprender en otras actividades más riesgosas todavía, como subir en alto montaña, el Everest o como es realizar una travesía como lo es desde Nueva York hasta la ciudad de Tijuana en bicicleta.”

Estos retos y estas metas además de la satisfacción personal que dejan al lograrlas, también se hacen con un bien social. Específicamente para los niños que desgraciadamente están enfermos de cáncer, Anaya se pone la camiseta, ellos están en una lucha por su vida y se han llevado a cabo campañas a su favor al momento de realizar estas travesías. Esa es una de las banderas, además están la de una alimentación sana y el sí se puede.

La primera vez que Anaya apareció en las noticas fue en el 2010, cuando decidió escalar el Everest. En una charla entre amigos casualmente salió a la plática el ir a la conquista de la montaña más alta del ¡mundo! Con una altura de 8848 metros sobre el nivel del mar, se localiza en el Himalaya entre la frontera de Nepal y China, en el continente asiático. Un reto casi imposible de realizar. Acerca de ello comentó; “Llegamos el 17 de mayo del 2010, no fue fácil, fue una gran empresa, pero logramos alcanzar ese sueño y aunque tuvimos unos pequeños problemas de salud, sin embargo, definitivamente jamás me arrepentí de haber intentado llegar a esa cumbre y de haberlo conseguido. Creo que subir una montaña es lograr un sueño y todos estamos llamados a lograr nuestros sueños.”

Sobre su travesía tan descabellada para muchos, de atravesar la unión americana en bicicleta Anaya comenta “Hace casi un año pasamos las fiestas navideñas en la ciudad de Los Ángeles y decidí regresarme en bicicleta de la ciudad de Los Ángeles y a los dos días regrese a la ciudad de Los Ángeles en bicicleta entonces pensé, bueno si es posible viajar de la ciudad de Los Ángeles a la ciudad de Tijuana y regreso, ¿Por qué no hacerlo de la ciudad de Nueva York? Así surgió la idea un tanto poco común, por no decir otra cosa y empecé a estudiar las rutas de la unión americana, los diferentes estados por los que podría pasar. “

Esta ruta se realizo en 30 días, con un recorrido de 3730 millas, que son más de 5,000 kilómetros. Una de las cosas que no podía dejar de mencionar Anaya y de lo cual hizo hincapié fue un mensaje para las personas residentes de los EU en especifico de San Diego “Estoy muy agradecido con la unión americana, porque en esos 30 días de travesía jamás fui perturbado o molestado. Nadie se me acerco hablando de las autoridades, de un policía, sheriff, agente de migración ¡Nadie se me acercó!

Para decirme que andaba haciendo, a donde iba o que me identificara, jamás. La verdad es que goce de un gran respeto y en ese sentido estoy muy agradecido con los estados por los que atravesé.”

Dejo muy en claro que todo el recorrido se hizo en bicicleta y que solamente si tenía un problema de que esta fallara, lo terminaría a pie.

Anaya siente un compromiso personal para llevar en alto el nombre de Tijuana, mostrar que es una ciudad positiva, con mucho que aportar. Es una más de las personas que ponen en alto a Tijuana, que quiere cambiar el rumbo y destino de su ciudad, demostrar que Tijuana es mucho más que delincuencia, que es mucho más de lo que se ve en las películas y televisión. Ignacio Anaya es un ejemplo a seguir para muchos, demostrando que si se puede y aportando un granito de arena para cambiar la imagen que el mundo tiene sobre la ciudad de Tijuana, una ciudad tan rica en muchos aspectos pero que desgraciadamente no goza de la mejor reputación. Cada día se ve más y más gente involucrada en querer cambiar el rostro de la ciudad, solo resta esperar que aun más gente se una a la causa y que no solamente sea una moda el querer engrandecer el nombre y la ciudad.

Joy.Ruvalcaba@sandiegored.com

Video: Gerardo.Cornejo@sandiegored.com