Gobierno

“La inseguridad es una sensación”, afirma Leyzaola

La función del gobierno federal debe ser la investigación, la policía preventiva debe ser la municipal

En Tijuana estamos al mismo nivel de incidencia delictiva que en otros años, pero como ha ido en aumento el número de casos de alto impacto y la mayoría de los responsables no han sido detenidos, eso es lo que está generando la actual sensación de inseguridad e impunidad en la ciudad, afirmó el Teniente Coronel Julián Leyzaola Pérez, ex Secretario de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

El militar en retiro ofreció una conferencia recientemente en el marco de un acto denominado Foro de Seguridad y Pacificación Social “Temas locales, soluciones locales”, organizado por los partidos políticos Encuentro Social (PES) y de Baja California (PBC), en la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Tijuana.

Leyzaola Pérez dijo que en la ciudad “estamos en el mismo nivel de incidencia delictiva que en otros años”, pero como se registran acciones de violencia en restaurantes y otros sitios concurridos, en horarios diurnos (horas laborales) y con presuntos responsables que escapan impunemente y sin temor a las consecuencias legales, “eso es lo que nos genera una sensación de inseguridad”, subrayó.

“La intención es provocar esa intimidación social, por eso la inseguridad es una sensación”, afirmó, ya que los criminales buscan con estas acciones “provocar la intimidación social”.
La situación actual de violencia que vive la ciudad, dijo el militar retirado, se debe atender de inmediato por parte de las autoridades y corporaciones policiacas locales, y no esperar que los cuerpos policíacos federales e incluso estatales intervengan, porque su tarea constitucional es otra.

Esto además de que dichos agentes no se sienten afectados de manera personal, al venir de otras partes del país.

Él mismo lo ha vivido de manera directa, dijo, durante sus actividades como secretario de seguridad en los municipios de Tijuana y después en Ciudad Juárez, Chihuahua,
“Por eso, el gobierno federal no puede tener una policía preventiva, sus tareas son otras, sus funciones son la investigación”, expuso. “Nuestra situación actual la debemos atender los tijuanenses, cada corporación en su lugar hay que tomar las riendas y hay que poner orden, esa es la realidad.

Por ello la búsqueda de grupos criminales y sus redes económicas y de complicidades ya es tarea del Estado y la federación.

Esto es, agregó, porque los agentes municipales preventivos son quienes viven el pulso diario de la ciudad y conocen bien el territorio, a diferencia de otras autoridades como los federales y el Ejército, con quienes se puede y debe trabajar en coordinación.

“¿Quién mejor que un policía municipal para defender a su ciudad?, en la que viven aquí, tienen a sus familias aquí, trabajan aquí; sus familias trabajan, estudian y viven aquí. ¿A quién le duele que maten a alguien? Al policía municipal”, aseguró.

No a la PEP, afirmó
Leyzaola Pérez expuso que tampoco la Policía Estatal Preventiva (PEP) tiene razón de existir, esto pese a que fue titular de dicha corporación en Baja California durante los primeros meses del gobierno de José Guadalupe Osuna Millán.

“La policía preventiva es exclusivamente municipal; se gastan las grandes millonadas en la federación y en el Estado en alimentar estas estructuras que al final ni siquiera le van a servir al ciudadano, y que únicamente sirven para tener control gubernamental sobre las necesidades ciudadanas”, dijo sobre lo que considera es una “privatización de la seguridad pública.

Agregó como ejemplo, que de 620 policías estatales en Baja California, aproximadamente 200 de ellos no atienden sus funciones principales de cuidar a los ciudadanos, sino que realizan actividades privadas como es proteger a funcionarios o a empresarios.

Relacionado:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir