Los tropiezos de Lord Bonilla

VÍDEO: NO ES MI TEMA.

Han sido muchos los yerros de Bonilla, no se cansa de cometer tanto desliz. No sale de una disputa cuando enseguida se mete en otra abriendo nuevos flancos para criticarlo.

Veamos: en principio abrió una grieta difícil de sortear al imponer a todos los candidatos afines a su proyecto político, excluyendo de estas decisiones a los miembros y simpatizantes de MORENA. Su asociación con empresarios de muy mala reputación también ha minado su credibilidad.

Además, el haber integrado a su equipo de operadores a lo más corrupto, rancio y retardatario del priismo de las ideas arcaicas y destrezas pasadas de moda. La amenaza y el uso de la fuerza es práctica común de este grupúsculo.

Estos sujetos están acostumbrados a someter a como dé lugar a sus adversarios políticos. Los “diablos” como se les conoce ya, son personas sin escrúpulos dispuestos a todo con tal de lograr sus objetivos.

Por otra parte, la política, sin los ingredientes de la negociación y el diálogo, se pervierte y se cometen excesos que posteriormente los impacta.

Así, cuando un empresario se mete a la política, no conoce las reglas del juego, por tanto, no está preparado para enfrentar los desafíos que conlleva el ejercicio del poder, además carece del olfato para reconocer las reacciones del pueblo y por supuesto, el respeto a los acuerdos de autoridad.

Sin esas virtudes la política se vuelve traición y si se lleva a cabo esa alevosía tarde o temprano cobra factura a quien la ejecuta. Así versa el viejo refrán “el que a hierro mata a hierro muere”, sabiduría pura del pueblo mexicano.

Lord Bonilla se sintió en las nubes con tanto poder, anduvo levitando sin tocar piso. Pensó que por su carisma y simpatía había ganado la elección para senador de manera contundente. Nunca ha reconocido que él no ganó, que el que ganó fue AMLO, que fue la ola lopezobradorista que lo llevó al triunfo.

Por ello, menospreció a todo mundo, se dedicó a simular apoyos ficticios a todo aquel político sin chamba que se le acercaba aún cuando fueran de otros partidos. Se le subió el poder a la cabeza, los únicos que lo obedecen son sus empleados mismos que le tienen miedo.

No se atreven a decirle la verdad, que en Baja California no es bien visto. La irrupción de las masas de MORENA está a la vista, todos contra Lord Bonilla, se escuchan gritos “fuera Bonilla” de MORENA.

Su perfil de “Fifi” no se equipara con la gente que integra ese partido. Hay gente de colonias populares, líderes de movimientos sociales y de resistencia, obreros, campesinos, etcétera, que le dieron el voto a AMLO y hoy se sienten traicionados. Le faltó operar, dialogar, de manera franca y abierta. Lo tenía todo y está a punto de perderlo todo.

Acostumbrado a mandar a sus empleados, pensó que en un partido político también haría lo mismo. 'Soy el hombre más poderoso del estado' y 'tengo el apoyo del presidente de la república' es lo que grita a los cuatro vientos.

Una parte importante de la sociedad está temiendo que él llegue a gobernar Baja California. Le da pavor ser gobernada por un sujeto que se siente iluminado, que en un corto tiempo pasó de ser presidente de MORENA, a senador y, enseguida, Virrey de la súper secretaría que aglutina las dependencias federales.

Ya le dicen el huesero, de chapulín no lo bajan. Llegó para hacer dinero, él y sus socios, no vino a servir al pueblo, vino a servirse de él. Ya se escucha el dicho “más vale malo conocido que bueno por conocer”.

Éste salió muy grueso. La genre ya dice "mejor voto por Martínez Veloz o por Vega Marín". Anhela quedarse con el negocio de la empresa cervecera en el Valle de Mexicali y con las desalinizadoras, al fin y al cabo, algo aprendió en Estados Unidos cuando fue empleado de una empresa dedicada a abastecer agua al sur de California. Por eso, integró un equipo de incondicionales a modo para hacer los grandes negocios.

Este es su sexenio, Kiko Vega es un novato al lado de Lord Bonilla. Jamás imaginó que abriendo flancos dentro de MORENA y fuera de ella, le acarrearía grandes inconvenientes que han minado su “imagen” pulcra de buen empresario.

Subestimó a Martínez Veloz, cuando lo convenció de que se debería de bajar de la candidatura a la gubernatura y le garantizó que sería el presidente municipal de Tijuana. Al final de cuentas nunca cumplió acuerdos y la gente se reveló en su contra.

Al excluir a la base de MORENA y de operar en contra del interés de la sociedad, la militancia de MORENA se aglutina en el Movimiento Amplio Social por la Cuarta Transformación (MAS4T) en donde lucharán por los intereses de la sociedad bajacaliforniana.

Este movimiento de masas que encabezan Jaime Martínez Veloz, José Ángel Peñaflor Barrón y Rigoberto Campos, fue constituido el 2 de marzo en la ciudad de Mexicali y pretende seguir apoyando al presidente AMLO.

Otro error es salir todos los días a ocho columnas declarando cosas que no son ciertas. Por ejemplo, dijo que por sus gestiones la Universidad Autónoma de Baja California ya recibió un adelanto para paliar parte de la deuda del Gobierno del Estado con ella, y que próximamente le entregarían el resto de los 950 millones de pesos del adeudo.

Los requisitos, que en dos semanas se liquidaría el mismo. Otra mentira, fue haber declarado que la cartera vencida de los campesinos del Valle de Mexicali había sido condonada. En ambos casos fue desmentido tanto por el responsable de la UABC como por el líder de los campesinos.

Otra gran equivocación es utilizar a sus empresas para defender lo indefendible. Ya la gente no quiere saber nada de las estaciones de radio ni de los diarios impresos en donde se hablan maravillas de Lord Bonilla, contrastando con la realidad. Lo que está logrando Jaime Bonilla es perder credibilidad en sus propios medios.

Las palabras han quedado en entredicho y ha quedado al descubierto la manipulación que pretenden hacer del electorado. ¡Ah! pero no contaban con las “benditas redes sociales” como dijo AMLO, que han venido a sustituir a los medios masivos y en donde no hay manera de pararlos. En ese espacio, se da y se recibe, es una navaja de doble filo. Pero es la única arma con que cuenta la sociedad para poner al descubierto a tanto sinvergüenza.

La dupla de Lord Bonilla y Leonel Godoy, el delegado perdedor, es la más odiada en las redes sociales, pues a diario circulan cientos de memes dedicados a estos dos que piensan que ya compraron a las autoridades del TRIFE y que su reinado no será de dos sino de cinco años.

El error de Lord Bonilla es querer comprar a todo mundo, que todos son sus empleados y se van a rendir a sus pies. El subestimar a un pueblo agraviado durante muchos años y querer engañarlos, le han acarreado grandes problemas que le complican desde ahora su candidatura.

editorial@sandiegored.com

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir