Negocios

Dueños de Krispy Kreme enfrentan su pasado nazi

La familia multimillonaria que la fundó donará 10 millones de euros a una organización de caridad

JAB Holding Company, la empresa dueña de marcas de consumo reconocidas tales como Krispy Kreme, Keurig Dr. Pepper y Panera Bread, se encuentra enfrentando a sus demonios luego de revelarse que su familia tuvo vínculos con el régimen nazi.

Bild, uno de los periódicos más conocidos en Alemania, publicó que Albert Reimann Sr. y Albert Reimann Jr. cuya familia respalda a JAB Holdings, utilizaron trabajadores esclavos durante la II Guerra Mundial.

En el informe se detalla que los civiles rusos y los prisioneros de guerra franceses eran forzados a trabajar en las fábricas y villas privadas de la familia. En aquel entonces estaban involucrados en la fabricación de productos químicos relacionados principalmente con la industria alimentaria.

Ante esto, Peter Harf, portavoz y uno de los socios administrativos de la empresa dijo: “Reimann padre y Reimann hijo eran culpables. Los dos hombres de negocios ya fallecieron, pero en realidad debieron estar en la cárcel”.

No fue lo único que quedó al descubierto. También se encontró que los dos hombres eran antisemitas y manifestaron ser simpatizantes de Adolf Hitler.

Desde el 2014 la familia comenzó a investigar a cerca de su pasado con un historiador de la Universidad de Münich, el cual estudia sus vínculos con el régimen nazi. El trabajo no se ha concluído.

Cuando finalice el estudio, la familia dará a conocer más detalles. Donará alrededor de $11 millones de dólares a organizaciones de caridad.

Vía The San Diego Union-Tribune

Twitter
ariday.ortega@sandiegored.com

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir