Salud

8 síntomas para detectar la bipolaridad

Adolescentes y mujeres entre los 20 y 30 años con gerencia genética son más susceptibles a sufrirlo

Los cambios drásticos de ánimo son el primer foco de atención en el diagnóstico de una persona que padece un trastorno de bipolaridad.

Ricardo Caraza Camacho, médico psiquiatra de áreas cognitivas explicó que el trastorno bipolar es un tipo de condición de la salud mental que se caracteriza por episodios de depresión y episodios de manía o exaltación. “Los episodios de manía son los estados de euforia, cuando los pacientes tienen muchas ideas, mucha energía, estado de ánimo exaltado y eso los puede llevar a tener una conducta impulsiva o un brusco cambio de ánimo”, detalló el experto.

En el otro extremo, la depresión llega acompañada de tristeza, falta de energía, pensamientos negativos y en periodos de varias semanas, aseguró.

Una persona con trastorno bipolar presenta los siguientes síntomas:

  • Depresión
  • Falta de interés por hacer las cosas
  • Aislamiento
  • Duerme pocas horas, pero se siente con bastante energía
  • Bruscos cambios de ánimo; de estar muy contento a enojarse
  • Muestra interés por practicar deportes extremos
  • Gasta grandes cantidades de dinero
  • Genera constantemente discusiones con amigos, pareja o la familia

Caraza comentó que las adolescentes o mujeres jóvenes de entre 20 a 30 años con herencia genética son más susceptibles a presentar este padecimiento y que en caso de ser diagnosticados se debe llevar tratamiento con fármacos.

“Lo que sucede es que el cerebro tiene una alteración en los neurotransmisores y esto va a llevar a que se altere la conducta o el estado de ánimo, entonces al medicar nos ayuda a regular esta comunicación en las neuronas”, dijo el galeno.

“También deben llevarse a cabo terapias, psicoterapias o terapias emocionales, terapias familiares y de pareja para ayudar a que la persona comprenda más sobre qué es el padecimiento o cómo detectar las situaciones de riesgo que pueden causar los síntomas, todo para tener un mejor estilo de vida”.

De acuerdo con Francisco Javier Rodríguez Lara, especialista en psiquiatría y psicoterapia, el uso de medicamento no es optativo porque se pone más en riesgo la persona cuando no lo toma.

Esta condición representa el 3 por ciento de la población mundial y de acuerdo a los especialistas requiere de un enfoque múltiple e integral, tanto con tratamiento farmacológico como con terapias individuales y familiares.

“También nos sirve el tratamiento familiar y con el paciente para regular lo que se conoce como una expresión emocional intensificada. Hay que aprender a regular esta expresión, a darle una salida más saludable y que permita que los factores estresantes del paciente y la familia se reduzcan lo más posible”, recomienda Rodríguez.

El trastorno bipolar es diagnosticado en dos principales formas: tipo 1 y tipo 2.

“En el tipo 1 hay una fase de manía de mucha actividad, seguida por otra fase depresiva, de muy baja actividad de pensamientos tristes y muy baja energía”, mencionó el experto.

“El tipo 2 desarrolla cuadros depresivos y cuadros de hipomanía, exaltaciones o actividades, no tan intensas como el tipo 1 y hay hasta 6 subtipos en donde hay periodos alternados de ciclotimia, que son aspectos de exaltación, seguidos de aspectos depresivos o de irritabilidad y se han ido armando clasificaciones cada vez más amplias”, añadió.

Rodríguez indicó que en la fase depresiva se puede desencadenar idealización suicida e intento suicida y la persona deja de ser productiva, mientras que en la fase de manía se vuelve productiva, pero caótica.

“Prácticamente se quiere comer al mundo, no se sostiene en una sola actividad, quiere hacer varias cosas a la vez. Se puede meter en muchos riesgos, prometer grandes cosas y situaciones que no va a cumplir y meterse en problemas legales o financieros, gastar excesivamente y tener consecuencias potencialmente catastróficas”.

El diagnóstico oportuno puede ayudar a controlar este trastorno y dar un mejor control al paciente sobre sus emociones.

“Es importante que los pacientes entiendan que es una enfermedad como si fueran hipertensos o diabéticos, es necesario realmente tener un tratamiento a largo plazo para lograr una mejor calidad de vida, una vida estable”, reconoció Rodríguez.

Vía The San Diego Union-Tribune

Twitter
editorial@sandiegored.com

Relacionado:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir