Este hombre encontró un curita de su color y no pudo dejar de emocionarse

Confesó que desde pequeño buscaba dicho producto y ahora finalmente lo encontró

Dominique Apollon es un profesor e investigador de la Universidad de Stanford, quien compartió su alegría en redes sociales, luego de encontrar un curita de su color de piel, además contó que desde chico había soñado con dicho producto, hoy finalmente su espera termina.

“Me ha tomado 45 viajes alrededor del Sol, pero por primera vez en mi vida sé lo que se siente al tener una “curita” en mi propio tono de piel. Apenas se puede ver en la primera imagen. De verdad estoy conteniendo las lágrimas”, se desahogó en la leyenda de la foto publicada en Twitter, donde muestra la tira adhesiva en su mano.

Días después Dominique público de cómo se sentía con esto, comentando sobre cómo se siente valorado por algo tan sencillo, al mismo tiempo triste por saber que millones de jóvenes y niños de color alrededor del mundo no encuentran ese mismo sentimiento de pertenencia.

“No es que yo no supiera que esos tipos de curativos existían, pero definitivamente no esperaba sentir esas emociones mientras lo colocaba sobre mi piel. Es un sentimiento de pertenencia. Cómo sentirse valorado. Tristeza por mi yo más joven y millones de niños de color, especialmente niños negros. Como un recordatorio de innumerables espacios donde mi piel todavía no es bienvenida. Temida. Odiada”, añadió.

Durante una entrevista con la cadena de televisión norteamericana NBC, Apollon dijo que nunca buscó activamente ese tipo de curativo, pero decidió comprarlos de Tru-Color Bandages pues “deseaba apoyar a personas de productos centrados en colores”.

Tru-Color Bandages fue fundada hace cinco años por Toby Meisenheimer, quien es un hombre blanco, luego de que él no consiguiera encontrar una curita que correspondiera al tono de piel de su hijo adoptivo afroamericano.

Vía Nation

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir