Ignacio Anaya Barriguete quiere ser Gobernador para sanear Baja California

A 21 día de la elección estatal, San Diego Red se da a la tarea de entrevistar a cada uno de los aspirantes a la Gubernatura de nuestro Estado. El objetivo, que el electorado conozca los perfiles e idearios personales de cada uno de ellos más allá de los debates o de las imágenes parciales de la misma campaña nos ha venido ofreciendo.

El primero en aceptar entrevista fue el abogado fiscalista, contador público y alpinista Ignacio Anaya Barriguete. Aquí la entrevista en extenso:

¿Quién es Ignacio “Nacho” Anaya?

Soy una persona que llegó a Tijuana en 1974, contaba yo con 6 años de edad, proveniente del centro de la república, junto con mi papá y mi hermana mayor. Llegamos en un camión 3 estrellas de oro, buscando una oportunidad de vida.

Mi mamá llegó, con mis 2 hermanos pequeños, 2 o 3 semanas después. Esto, en virtud de que mi papá se quedó sin trabajo. Ambos son profesores, ya jubilados.

Mi papá necesitaba un trabajo y se lo ofrecieron trabajo en la ciudad de Tijuana. Desde entonces hemos vivido aquí, en B.C.

Por eso quemé las barcas, pues me considero bajacaliforniano antes que mexicano. Para mí primero es está tierra y luego lo demás.

Me encanta viajar por el mundo que es parte de mi persona, me encanta la aventura, me gusta descubrir y aprender de mil maneras, pero una es Baja California. De ella, mi consentida es Tijuana, es mi hogar. Mi lugar predilecto de visita, Mexicali, sin olvidar rincones hermosos como Tecate o La Rumorosa.

Un lugar que me fascina es la Sierra de San pedro Mártir que está en Ensenada. ¡Nuestra ciudad de Rosarito! Digo todo esto porque, como residentes de Tijuana y de BC estamos obligados a participar en los asuntos públicos cuando no nos gustan como se manejan.

También les comparto que soy padre de familia. Tengo 2 hijos: un jovencito de 16 años y una niña de 7.

Me dedico a mis actividades profesionales como contador público y como abogado, principalmente. Tengo una Maestría en Asuntos Internacionales. Soy hijo de la UABC, soy cimarrón. He impartido clase por más de 20 años ahí, donde hice mis carreras, donde conocí a muchos y muy buenos amigos, donde estoy agradecido con mis maestros, con catedráticos que me dieron clase cuando yo fui estudiante.

No sólo ejerzo mis actividades profesionales. También soy pequeño empresario. Desde niño mi papá me enseñó el valor del trabajo. Gracias al esfuerzo de mi padres siempre estuve becados. Eso es algo en lo que, siempre, voy a estar muy agradecido.

También recibí el apoyo de distintas personas para algún evento deportivo, algún viaje y, bueno, ahora como profesionista y como pequeño empresario también procuro ayudar a quien tenga esa necesidad y a quien le pueda dar ese apoyo.

Junto con el estudiante y antes del empresario, profesionista y profesor, está mi persona como trabajador. Fuí abarrotero. Tuve una tienda de abarrotes con un compadre muy querido. También tuve una farmacia por más de 20 años.

Trabajé en un grupo de clínicas de control de peso. Tuve muchos clientes profesionistas, médicos principalmente, por la contabilidad.

Les estoy hablando de una experiencia de más de 20 años en haber practicado el comercio aquí, en la frontera. Por lo tanto sé de las necesidades del pequeño y mediano comerciante y también de la problemática administrativa fiscal.

He peleado por pequeños y medianos empresarios durante más de 20 años de materia fiscal, de amparo y administrativa. Soy una persona que gusta del deporte, que gusta de las actividades al aire libre, que gusta participar en el montañismo.

Tengo más de 10 años practicando el escalar montañas. He corrido maratones, más de 31 en los últimos 10 años. He completado en 15 ocasiones la prueba del Ironman, que te exige mucha capacidad o fortaleza física y mucha capacidad mental.

Pondré esta experiencia al servicio de mi estado, Baja California. No se trata de hacer carrera política, sino servir a BC. En términos generales, soy una persona normal, producto del esfuerzo, del estudio y del ejemplo familiar. No me esconderé, aquí trabajo y aquí vivo. Quiero rescatar a BC y por eso estoy en esto de participar en el proceso electoral por la Gubernatura del estado.

Llegaste a los 6 años de edad. ¿Cómo fue tu niñez en Baja California? ¿Cuál es tu mejor recuerdo de ella?

A los 6 años de edad ya había leído muchas cosas. Mis padres me enseñaron a leer. Ya conocía muchos libros ilustrados, de los clásicos, del siglo XIX: Julio Verne, Charles Dickens… cuando partimos rumbo a BC, para mi primera gran aventura, pues hicimos esos 3 días de rigor de la época.

Había salido a lugares como Cuernavaca o Acapulco, con mis padres, pero no había viajado a la frontera, mucho menos a los Estados Unidos. Y en esto, uno de los momentos más simpáticos de mi niñez fue cuando llegamos a Tijuana y yo le decía a mi hermana que Tijuana estaba en otro país.

Antes de salir de ahí del centro mi hermana le preguntó a mis papas que esto estaba en México y si se hablaba inglés. Yo insistía en que estaba en otro país.

Me preguntó mi hermana ¿por qué dices que está en otro país? Le dije que yo escuche a mi papá decir que tenemos que sacar un pasaporte. Le preguntó a mi papá si Tijuana estaba en otro país y contestó que no. Le pregunté que ¿entonces para qué necesitamos un pasaporte? Recuerdo que contestó que porque Tijuana está pegada a los Estados Unidos y necesitamos el pasaporte y la visa para cruzar.

Vivimos una niñez rodeada de amigos, siempre había alguien en casa. Mi papá me inculcó el sentar a mi mesa a comer a cualquier persona que viniera a la casa. Las puertas de la casa siempre estuvieron abiertas para todos.

¿Por qué elegiste ser contador y abogado fiscalista?

Elegí la carrera de contador público porque tenía que ir a la universidad. No todos los jóvenes de 18 saben qué estudiar. Me parece una imprudencia que a esa edad te pidan decidir a qué quieres dedicarte toda tu vida.

Entré a la UABC en una época en la que donde primero hacías el examen y después elegías la carrera. Me aceptaron y como entonces la universidad era pequeña, elegí la de contabilidad. Quise desarrollar esa disciplina que aprendí en la preparatoria. Me dije “bueno ya voy a saber contabilidad y saldré adelante”.

Ya terminada la carrera, descubrí que, lo que me apasionaba, era el tema fiscal, el tema de los impuestos. Quise estudiar derecho.

Tardé un poquito en volver a la universidad. En 1994 me titulé por examen profesional. Una vez conseguido mi título y cédula, me inscribí a la Facultad de Derecho, y me di cuenta que es el instrumento más hermoso para tomar el sendero del respeto al otro.

Concluí en diciembre del 1999. En cuanto obtuve título y cédula, inicié la Maestría en Asuntos Jurídicos Internacionales. Terminé en 2004, y como ya tenía mi despacho, pues se abrieron nuevas oportunidades.

Fui Coordinador de Jueces Municipales, Juez Municipal, Director Jurídico del Congreso del Estado, Consejero de la Comisión de arbitraje. Incluso fui profesor del CONALEP 1. ahí dí mi primera clase, cuando todavía estudiaba contabilidad.

Fui Presidente del Colegio de Abogados Ignacio Gurboa, Vicepresidente de la Asociación de Contadores Públicos, Tesorero del Instituto Nacional de la Contaduría. Es decir, tengo un acervo que me ha dado una visión de la problemática en la sociedad bajo muchos puntos de vista.

No mencionaste el Everest, y eres famoso por eso...

Sí. De niño, siempre me llamó el alpinismo. Hasta los 30 años tuve la oportunidad de practicarlo. También quise ser aviador. No lo hice porque en el colegio eran 3 años de escuela y 5 de servicio y dije “8 años son mucho”. Planeo aprenderlo.

Volviendo al alpinismo y al Everest, fue hasta los 40 años de edad que alcancé cierto grado de reconocimiento como un alpinista mexicano. Nunca planee el Everest, siempre hubo una serie de retos como las montañas de Rusia, América del Sur, Ecuador. Junto con la Asociación del Alpinismo Mexicano, un el 17 de mayo de 2010 logramos llegar al Everest. Ha sido la única expedición en la historia del alpinismo mexicano que salió de la ciudad de Tijuana.

Regresé del Everest y me recuperé del congelamiento de los pies. Volví al atletismo, que practiqué en la preparatoria. De 2010 a la fecha he escalado más de 150 montañas y he corrido 31 maratones y 15 ironman´s. También he escrito 2 libros, uno basado en mis experiencias en el Everest, donde comparto con la gente que todos debemos escalar para superar aquello que nos enferma y nos vuelve tan cotidianos.

¿En qué momento decides incursionar en política?

Ya lo pensaba desde niño. Mi papá tenía libros de política, y en la década de 1970 leía los libros del momento, que hablaban de los problemas de México. Leí “La noche de Tlatelolco” cuando tenía 8 años. También leí de Mauricio Galarza, que fue despedido de Excélsior por escribir libros de política. Leí historia. Cuando la vez, la sientes, la sufres puedes decir: “puedo hacerlo mejor que esto”.

Me di cuenta de los juicios contra los magistrados de aquella época. También se hacían mal las cosas. Renuncié como Juez Municipal porque los policías estaban enlazados con chantajes y delitos. Ellos sí estaban protegidos, no los Jueces Municipales. Me dije a mi mismo “qué necesidad de estar arriesgando mi integridad y apellido” así que fue mi último cargo público.

Después del Everest he sido invitado por muchas primarias, secundarias y preparatorias para inculcar esos valores que solo se encuentran en las montañas, compartir cómo aplicarlos en el ámbito social para tener una sociedad distinta. Como dijo una de mis compañeros alpinistas: “si de cada joven hiciéramos un alpinista, tendríamos un delincuente menos”.

¿Qué te llevó, hace un año, a aceptar una candidatura al senado por el Partido Verde?

Que en Baja California no hay un solo candidato independiente a pesar de los varios intentos. Se me presentó la oportunidad de entrar para Senador llevando mis propias propuestas sin tener militancia.

Yo veía a los contrincantes, a los mismos políticos tradicionales. Terminamos siendo más de lo mismo. Tan es así que tenemos 3 senadores ¡que nadie sabe ni como se llaman! En ese momento dije “¿por qué los candidatos siempre son los mismos?”

Esto, a pesar de que el Presidente y Senador de MORENA no cumplieron lo que dijeron. No bajaron el IVA, dañaron a Baja California y eso que el Estado confió en López Obrador. A pesar de que él no es talentoso en temas legales, tiene todo un Congreso y aún así nos aventó ese chorizo de decreto.

Y volvemos a lo mismo. Yo lo he escrito en columna del “Frontera”. Yo critico al sistema y si te abren las puertas a ese sistema y por congruencia entras a ese lugar. No gané la elección, no fui Senador, hubo buen resultado, arriba del mínimo.

Y se la complicamos al partido en el poder. No pedí ninguna asesoría ni delegación. Regresé a mis actividades profesionales y con mi familia. Si no se te permitió hacer mucho desde la elección, pues hay mucho qué hacer desde el ámbito privado y fue una gran experiencia la Partido Verde, una diferente a la que tengo con los del centro del país.

Recorrí todo el Estado y llevé mis propuestas a los distintos foros y debates.

Sin embargo, además de todo lo que ya has comentado ¿qué es lo que más te motiva, ahora, como candidato a la Gubernatura del PBC?

Nací en México y siempre he creído que en México tengo un sentido de pertenencia. Veo que mis hijos se empiezan a interesar por la política y ¿qué mayor motivación?

Hay un entorno familiar que me permite participar. Mi papá está sano… no candidato me veo candidato de un partido como MORENA donde me estuvieran diciendo que por indicaciones del centro no vaya a ningún debate, imagínate que yo como candidato no me presente a los debates.

Me gustaría estar en contra como Martínez Veloz, incluso Oscar Vega Marín y veo que nosotros 3 estamos en contra del sistema. Me motivan los personajes históricos como Jefferson, uno de los primeros presidentes de los Estados Unidos. ¡Era un granjero! Me gustaría que hubieran más modelos así en México.

Si México fuera como Suiza ni siquiera entraría en debate. Incluso Alemania. Allá no se discute quién tapa los baches o recoge la basura. Allá se discute cómo cuidar el planeta.

¿Cuál es el tema más urgente en Baja California?

Te van a decir Seguridad pública, transporte, seguro social. Pero es la pésima administración financiera. Por eso tenemos tantos problemas.

Además, somos la frontera y la ciudad con mayor flujo ilegal de drogas. En la Secretaría de Seguridad Pública sólo resuelven el 2% de los homicidios. Baja California está enferma.

Lo que quiero es que la gente vuelva a confiar en las instituciones ya que un pueblo que apoya a su gobierno es un pueblo que sale adelante. De lo contrario, vamos a un abismo.

La Gubernatura: de 2 o 6 años y por qué.

Que se respete la ley. La Gubernatura de un Estado no puede durar más de 6 años, así está en la Constitución.

Hace 5 años hubo una reforma en la Constitución de Baja California para que se estableciera una de 2 años por una única ocasión para que la siguiente empate con las elecciones federales y ya tuviésemos la siguientes por 6 años.
No es una situación de quien quiere gobernar más. Para eso se requiere voluntad. Aunque la Constitución diga que sea una Gubernatura de 2 años, quiero gobernar con o sin inconvenientes.

Hay quien sí quiere gobernar 6 años. El tribunal electoral tuvo esa resolución. Pero como ya sucedió con la de 5, al impugnar, el federal dijo “respeten la Constitución” y quedó de 2.

A petición del candidato que no se presenta a los debates, va otra vez de 6, pero en el Tribunal Federal le dirán “respete la Constitución y quédese de 2 años”. Si no, se estaría siendo participando de una violación a la Constitución y a la seguridad jurídica, a la inteligencia de los bajacalifornianos dentro de un proceso electoral.

Esa reforma viene desde el 2014, dentro de un proceso electoral planeado. ¿Cómo después de 5 años dicen que estaba mal? ¿Por qué no lo dijo antes? Es capricho contra el beneficio del Estado y este es que quede por 2 años.

Se tiene la sensación de que se ha atentado contra el estado de derecho por parte del tribunal electoral, por parte de 2 magistrados que han votado porque se cambie la Gubernatura, en medio del proceso electoral, a 6 años. Eso es falta de conocimiento.

Tal vez se hacen los disimulados en el amparo de las decisiones o de las corruptelas del candidato de MORENA.

¿Qué haces en 2 años? En el caso de que tú seas gobernador, qué harías para sanar el Estado ya que has dicho que eres el candidato de la salud.

Quizá no todos los efectos del saneamiento se puedan lograr en 2 años. Algunos sí, pero es establecer las bases para que terminando mi gestión no deje problemas para el siguiente gobernador.

Lo primero que haré el 1 de noviembre será presentar el proyecto de libre ingresos y de presupuestos de egresos, un proyecto donde haré una reingeniería. Revisar a detalle dónde se usa mal el presupuesto.

Quitar algunas secretarías, fortalecer algunos rubros como el Poder Judicial que necesita más recursos para que haga bien su trabajo y poder exigirle. Imagínate que en 2 años digan “ya estamos confiando en los jueces del Poder Judicial”.

Si se usa 1/3 del presupuesto para el Estado ¿porque hay tantas carencias? ¿Dónde se está quedando todo eso? Debería ser usado no para regalarlo, sino como ayuda para que la gente logre una estabilidad.

Vamos a bajar el presupuesto de la Oficina del Gobernador. ¡Son 10 millones de pesos por mes! En el congreso son 25 diputados, casi lo mismo que el Poder Judicial. Es un presupuesto disparejo.

Es mala disposición de justicia y todo lo que se le añade. A la vuelta de esos 2 años vamos a entregar una estafeta limpia. Ya no estamos en una época de la segunda guerra mundial donde no se sabe en que se invierten los recursos del Estado.

Hay que transparentarlo todo.

¿Algo que quisieras agregar, Ignacio?

Sobre la importancia de ir a votar para dar un mensaje al Gobierno. Queremos un cambio. Salgan a votar y elijan para que no se queden los mismos.

josue.beltran@sandiegored.com

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir