Emprendedores

El mundo tiene universidad del porno y está en Colombia

La oferta transgrede la vanguardia de oferta educativa y cultural de Medellín

En Medellín, Colombia, se abrió la primera Universidad del Porno. Ofrece talleres y conferencias especializados en producción, actuación y venta de materiales pornográficos. Existe desde el 10 de mayo de este 2019.

[tweet]https://twitter.com/AmarantaHank[/tweet]

La actriz Amaranta Hank, cuyo verdadero nombre es Alejandra Omana Ruiz, espera educar, junto con el actor Ramón Nomar, a personas que estén dispuestas a convertirse en verdaderas estrellas porno.

Hank era periodista pero alcanzó fama en su país de origen, Colombia, luego de perder una apuesta en la que prometió desnudarse para una sesión de fotos con la revista SOHO si su equipo de fútbol, el Deportivo Cúcuta, ascendía a Primera División.

Tras el éxito de sus instantáneas, se convirtió en Amaranta Hank y optó por cambiar de carrera definitivamente para dedicarse a la industria del porno.

Ahora Amaranta quiere ayudar a los productores y actores de pornografía a desarrollar sus carreras a través de la Universidad del Porno que recién creó. Ubicada en Medellín, la primera escuela de la industria pornográfica ofrece "prácticas en vivo" con Amaranta impartiendo clases.

Hank asegura que la mejor manera de aprender a ser una verdadera estrella es con la práctica.

Amaranta filma escenas candentes con hasta 12 personas en un día, por lo que espera transmitir esa experiencia con consejos prácticos para las películas, además de mostrar el secreto sobre cómo disfrutar su trabajo.

Dijo Amaranta: "la idea surgió después de recibir varios mensajes a diario de personas que confesaron que estaban cansadas de su rutina de trabajo y de su deseo de convertirse en estrellas del porno o entrar en el negocio."

También, reveló que tuvo problemas para pasar del periodismo al porno, debido a las presiones sociales y los prejuicios contra las trabajadoras sexuales. Ahora, llena de seguridad en sí misma, la actriz espera inculcar la misma confianza en los estudiantes que acudan a la universidad que fundó.

Sin embargo, las apariencias engañan: más que universidad, son actos de sexo en vivo promocionados como tal cosa. No cabe dudad que Hank es toda una empresaria.

*Vía Infobae.

editorial@sandiegored.com

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir