Política

Posterga Trump la deportación masiva de inmigrantes

Discusiones en el Senado de EU impidieron cumplir, hoy, con sus amenazas

El de la migración siempre ha sido tema de discusión entre México y los Estados Unidos. O por lo menos, desde la década de 1930, cuando tuvo lugar la primera gran deportación de mexicanos vía esta ciudad y que dio lugar al nacimiento de la Colonia Libertad.

Eso, en el contexto de la Gran Depresión. Desde entonces, el tema es moneda de cambio y negociaciones entre ambos países.

La visibilización del asunto en México alcanzó a la academia. Tenemos el centro de estudios de mayor nivel en el mundo sobre el mismo. Me refiero por supuesto a El Colegio de la Frontera Norte.

La perspectiva del abordaje del tema migratorio obedecía a la naturaleza expulsora de migrantes de nuestro país. Se observan y analizan las condiciones socioeconómicas que producen la salida de las comunidades de sus lugares de origen así como los cambios culturales que el proceso provoca.

Sin embargo, la óptica está a punto de cambiar por el giro que toma por los acuerdo con Estados Unidos.

De ser un país expulsor y de tránsito de migrantes, hoy México los perseguirá. Para eso el despliegue de la Guardia Nacional específicamente en la Frontera Sur.

Ahora, ésta será la protagonista del asunto por la atención que a nivel internacional se le pone desde la ola de publicaciones que en redes sociales inauguró Trump, específicamente en Twitter. Este fue el que más atención acaparó en la última semana:

Asegura Trump que México está haciendo un gran trabajo gracias a sus leyes en la materia. El tema de la migración y la frontera tiene a Trump enfrentado con la bancada del Senado del Partido Demócrata:

No solo culpa a México de lo que considera un tema de seguridad y economía desde la frontera, sino también con su oposición política. A ellos los culpa de no haber liberado, dentro de su primer período, los recursos para construir su muro. Por eso las declaraciones y la música bajo la cual puso a todo el mundo a bailar. It´s election time for him.

El Vicepresidente Pence declaró el día de ayer en el mismo tono y argumento que Trump. Están cerrando filas:

Dice que "México ha hecho más por asegurar su frontera en 10 días que los Demócratas en 10 años." Así, los mandatarios de los Estados Unidos están complacidos con México, pero la opinión pública de nuestro país, no.

La nota ha polarizado a la sociedad de ambos países y en todos sus niveles. Se comenta por un lado cómo el Presidente Andrés Manuel es títere de Trump, cómo el Canciller Ebrard no logró un acuerdo digno para el país o de cómo se están desviando recursos destinados originalmente, en otros sexenios, a los migrantes mexicanos.

En México la gente no para de externar su desacuerdo con argumentos como "¿y los mexicanos qué?" Esto, no solo por por los dineros que se están moviendo para solucionar lo que consideran tema, problema y capricho de los Estados Unidos, sino por la defensa de los paisanos en la frontera y en suelo estadounidense.

En el país del norte hemos leído desde los calificativos más melosos a Trump por hacer lo que debe para salvaguardar la grandeza de América, hasta aquellos que lo llaman cerdo o los que le recuerdan sus propios orígenes, migrantes. Los de él, Melania y la nación entera.

El tema sigue en el ojo del huracán por la amenaza, postergada, de iniciar las deportaciones masivas. Las autoridades del ICE dicen no tener planes concretos sobre esto pero que empezarán a tomar medidas a través de una operación contra 2.000 familias de indocumentados ya identificadas y de reciente arribo a Estados Unidos.

No consideremos el tema por cerrado. Lo escucharemos durante otros cuatro años en caso de que Trump gane pero ¿alguien lo duda? La retórica que usa para su reelección es la misma de hace 4 años. Ha conservado sus bases y éstas son las que lo harán ganar de nueva cuenta.

josue.beltran@sandiegored.com

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir