Política

Alcalde se disfraza de indigente para supervisar a funcionarios

Desde que estaba en campaña ya había tenido la idea pero ante las constantes quejas decidió tomar acción

El alcalde Carlos Tena de Cuauhtémoc, Chihuahua decidió disfrazarse de indigente con ropa desgastada, rostro cubierto, olor a gasolina y en silla de ruedas para asistir a las oficinas de gobierno y vivir el maltrato contra los ciudadanos que piden ayuda.

"Me decían que todo estaba bien pero yo seguía recibiendo quejas, hasta por escrito. Le dije a mi esposa, no le dijimos a nadie, no hice ni video ni fotografías para no alertar a nadie ni para ser exhibicionista", comentó Carlos Tena en entrevista en W Radio.

El alcalde Tena contó que "el jueves (4 de julio) después del desayuno, le hablé a mi hermano para que me llevara una silla, me puse el disfraz, me saqué una foto y llegamos a Desarrollo Social y nadie se ocupó para abrirme la puerta".

El asistente se hizo pasar como un vecino de un hombre mayor de edad que no tenía que comer y que necesitaba una despensa. La recepcionista no los quiso ayudar y lo canalizó a otro edificio. En la Secretaría de Desarrollo Social hay más de 60 empleados y ninguno se acercó a ayudarle. Siempre se comunicó con voz baja y al oído para que nadie lo reconociera.

Subieron a presidencia y el guardia los trató mal para usar al elevador. Lo canalizaron con las asistentes de presidencia que lo hicieron esperar más de 30 minutos y lo invitaron a salir. El presidente salió y se quitó la gorra y los lentes y descubrió su identidad y regañó al personal asegurando que tenían que atender a todos bien porque nunca iban a saber cuando el alcalde se volvería a disfrazar.

"Yo soy muy fácil de reconocer y el maquillaje no era tan bueno", bromeó Tena al referirse que su esposa fue quien lo maquilló.

Pidió a la joven que lo acompañaba para regresar al edificio de Desarrollo Social para pedir medicamento. Una persona golpeó su silla de ruedas sin disculparse y así fue como se levantó la silla y se volvió a descubrir para hacer reflexionar a los funcionarios.

"Aquí se gobierna con el corazón, no con el bolsillo, yo gané la elección, no ustedes y a mi si me importa como tratan a la gente", les dijo Carlos Tena, alcalde de Cuauhtémoc en Chihuahua.

Dos funcionarios serán despedidos por maltrato a la ciudadanía mientras que uno será premiado porque fue facilitador para ayudar al supuesto indigente, ya que le llevó una despensa y una gelatina al alcalde disfrazado.

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir