Sociedad

Promueven reglamento sustentable para el Valle de Guadalupe

La falta de un marco legal sustentable ha despertado acciones de protesta y promoción para su ordenamiento

La grave situación por la falta de un marco legal sustentable para el Valle de Guadalupe ha desencadenado un movimiento que ha tenido como acto simbólico el retiro de señaléticas para mejorar el paisaje natural. Estas acciones se unen a la promoción de ordenamiento con ejes claros que buscan la sustentabilidad del valle.

----

Los primeros actos de resistencia fueron dados por Deckmans en el Mogor y Mogor Badan, quienes retiraron señalética sobre la carretera libre Tecate a Ensenada argumentando que la tecnología permite a los visitantes llegar hasta sus establecimientos. Al paso de los días le siguió Casa de Piedra y Cava Maciel, dejando en claro que un gran número de productores y empresas se mantienen firmes en las exigencias para reconocer la vocación agrícola y vitivinícola del Valle de Guadalupe ante la irrupción de negocios de giro negro y eventos masivos sin control.

Mediante el Comité Provino -organismo que reúne a las principales empresas vitivinícolas del Valle de Guadalupe- se impulsa la propuesta para un Reglamento de Zonificación y Usos de Suelo para el Programa Sectorial de Desarrollo Urbano-Turístico de la Zona Norte del Municipio de Ensenada. A la campaña se han unidos renombrados chefs como Diego Hernández de Corazón de Tierra y Roberto Alcocer de Malva, quienes se han convertido en importantes voceros de la causa.

“Nuestra propuesta de reglamento promueve una urbanización sustentable, que derivaría en mejor seguridad y mejores servicios para la comunidad”, expresa el arquitecto Alex de la Torre, integrante del movimiento “Por Un Valle De Verdad”, el cual ha llevado a cabo diversas reuniones donde productores, operadores, viticultores y agricultores han expresado su preocupación por el crecimiento descontrolado del valle.

Dicho propuesta de reglamento parte de cuatro ejes: agua, agricultura, paisaje y comunidad. Dentro de los puntos cruciales del documento, destaca la importancia de definir los usos de suelo y las densidades que pueden ser aplicados. De igual manera puntualiza sobre la necesidad de regular los eventos masivos, la responsabilidad de los organizadores sobre los residuos sólidos generados así como limitar horarios tanto de contaminación sonora como de venta de alcohol.

Buena parte de los reglamentos, en conjunto, buscan proteger al ecosistema natural del valle para evitar la extracción tanto de arena y grava de los arroyos, como de fauna y flora endémica de la zona. Igualmente reconoce la importancia de proteger el paisaje -un derecho que en su momento peleó el artista oaxaqueño Francisco Toledo para su región- y evitar legalmente cualquier intento de políticos y empresarios para el desarrollo inmobiliario que perturbe este derecho de los habitantes del Valle.

Otro importante avance es la de fortalecer la Ley del Cielo, que busca limitar la contaminación lumínica. En el 2006, el Ayuntamiento de Ensenada aprobó el Reglamento para la Prevención de la Contaminación Lumínica. esta busca implementar acciones concretas para garantizar el acceso visual al cielo nocturno, siendo importante para el disfrute lúdico, el estudio astronómico, para evitar alteraciones en los hábitos de la flora y fauna, y proteger esa aura de tranquilidad que en buena parte es uno de los atractivos principales de quienes visitan este valle tan importante de Baja California.

losviajados@gmail.com

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir