Política

¡Hasta siempre Felipón!

Un mensaje de despedida de Jaime Martínez Veloz para su amigo Felipe Ruanova ante su fallecimiento

Fotografía por: Facebook Jaime Martínez Veloz

Ha partido el día de hoy, nuestro compañero Felipe Ruanova Zárate, hacia su último viaje. Lo Hizo rodeado del cariño y del amor de sus hijos a quienes tanto quiso y quienes tanto lo quisieron y los seguirán haciendo toda la vida.

Ha partido el día de hoy, parafraseando a Silvio Rodríguez, “un ser de otro mundo, de otra galaxia”

A quienes nos distinguió con su amistad, sabemos que Felipe era un hombre comprometido con muchas causas, quizá muchas de ellas pudieran parecer imposibles, pero eso no impedía que dejara de intentarlo.

Su contribución para la creación del CECUT, fue definitiva, aunque algunos pretendan escamotearle desde la mezquindad que los distingue, la importante aportación para la construcción del espacio cultural, que distingue a nuestra ciudad.

Luchó por todas las causas habidas y por haber, quiso convertir la Tercera Etapa del Río en el Bosque de la Ciudad, compitió a diferentes candidaturas por diferentes partidos, aunque el estaba casado con la idea de que los candidatos
independientes, debería ser la ruta para quienes pretendieran hacer los cambios que reclama la sociedad.

Era amigo entre los amigos, los procuraba y lo procuraban, aunque las reuniones, se convertían en intensas sesiones de alegatos interminables.

Me tocó tratarlo de 1998 a la fecha, nuestra relación fue estrecha, de intenso contraste, pero siempre solidaria y afectiva.

Viajamos juntos a Chiapas, donde lo lleve a conocer el cañón del sumidero, fuimos a Buenos Aires, visitamos la tumba de Evita y a Uruguay a conocer la casa donde vivió Alfredo Zitarrosa.

Estuvimos juntos en el Zócalo, en la instalación de la Convención Nacional Democrática en el año 2006, apoyando a Andrés Manuel López Obrador, de quien después se decepciono tanto, al ver las alianzas que tejió con los grupos autoritarios y mafiosos, iguales o peores a los que siempre criticó

Me acompaño en cuanta campaña anduve, aunque discutir con él no era nada fácil, sin embargo, siempre había alguna fórmula que nos permitía superar diferencias.

Eso estrechó nuestra amistad y cercanía. Sus hijos se convirtieron en parte de mi familia y los míos en parte de la suya.

Se ha ido un gran ciudadano, que fue firme en la defensa de sus ideas, que entendía a la política no como una profesión sino como una pasión y que concebía que las contradicciones no están en quienes son de izquierda o de derecha, en jóvenes o viejos, en creyentes o en ateos, sino entre quienes se comprometen y quienes no lo hacen.

Por ello, era un militante de las causas, en las que siempre creyó y por las cuales lucho hasta el día de su partida.

Conociendo al Felipón, no puedo ni me atrevo a pedirle que descanse en paz, porque estoy seguro de que es lo que menos ira a hacer en el nuevo espacio donde se encuentra.

De seguro estará invitando a quien se encuentre a discutir, algunos nuevos proyectos.

Por ello, mejor me despido compartiendo con sus amigos y familia, algunas fotografías que retratan algunos instantes de la vida, Felipe Ruanova Zarate, amigo y hermano del alma.

Jaime Martínez Veloz
Tijuana BC a 21 de abril de 2020

Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz
Facebook Jaime Cleofas Martínez Veloz

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir