Coronavirus

Salud vs Economía

Si las cifras son ciertas, un 70% de la población mexicana está expuesta a contagiarse de Covid-19

Fotografía por: Olga Lionart en Pixabay

De acuerdo con una publicación hecha hace tres días por Telemundo, en México, se tenían confirmados 54,346 casos de Covid-19, sin embargo, conforme al Modelo Centinela, podría tenerse hasta ocho veces esa cantidad de casos confirmados, es decir, cerca de 432,000 casos positivos.

Por otra parte, de acuerdo con el censo poblacional del INEGI, hasta el año 2015 éramos cerca de 120,000,000 de mexicanos.

Conforme a los datos anteriores, válidamente puede afirmarse que hasta un 0.36% de la población mexicana tiene o ha tenido Covid-19, esto como resultado de dividir los presuntos 432,000 casos positivos entre la aproximada cantidad de mexicanos que había hasta el año 2015; de tal suerte que, aún conforme al Modelo Centinela, es menos del 1.0% de la población de México quien padece o ha padecido de esta enfermedad; y por consecuencia, es todavía menor la cantidad de muertos que ha causado, causa y causará.

No obstante, ese menos del 1.0% que pudiera parecer poco preocupante e incluso benigno, se torna alarmante al descubrir que diversos hospitales, principalmente de la Ciudad de México, ya han colapsado al verse saturados, no teniendo cupo ni disponibilidad para más pacientes; de lo cual puede inferirse que nuestro sistema de salud es bastante raquítico e ineficiente, ya que no se tiene la certeza de que sea capaz de al menos poder atender al 1.0% de la población mexicana.

Alexas_Fotos en Pixabay
Alexas_Fotos en Pixabay

Según Marc Lipsitch, Profesor y Epidemiólogo de la Universidad de Harvard, hasta un 70% de la población en algún momento será portadora del Covid-19, sintomático o asintomático; por otro lado, la Canciller de Alemania, Angela Merkel, estima que podrá verse afectada entre el 60% y 70% de la población; mientras que, en Reino Unido, las autoridades consideran que podrá llegar a contagiarse hasta el 80% de sus habitantes.

Si la tendencia que se ha venido pronunciando es verídica, significa que podría verse afectada por Covid-19, aproximadamente un 70% de la población mexicana, es decir, cerca de 84,000,000 de personas.

Si ha de llegarse a esos 84,000,000 de personas contagiadas, conforme al protocolo que se ha implementado en México, consistente en la sana distancia, la suspensión de actividades y el confinamiento, entre otras cosas, nos tomaría cerca de 39 meses de vivir en los términos en que hemos estado viviendo los últimos dos meses de nuestras vidas, o sea poco más de tres años de estricta contingencia.

Engin Akyurt en Pixabay
Engin Akyurt en Pixabay

Lo anterior no es más que una utopía, porque claramente la economía mexicana ni la de ningún otro país aguantaría siquiera un año de una contingencia sanitaria tan estricta en la que no se puede trabajar y generar activos, mientras que los pasivos continúan creciendo.

Según el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas, se estima que el Producto Interno Bruto de México para este año 2020, podría contraerse hasta en un 8.0%, porcentaje que no tiene comparación alguna con el 0.36% de contagios por Covid-19 que han tenido lugar en México; de tal suerte que, en términos numéricos es bastante mayor el detrimento que ha sufrido la economía en comparación con la salud pública.

Es bueno que se hayan implementado y ejecutado una serie de medidas sanitarias para mitigar la propagación del Covid-19, pero a poco más de dos meses, poco o nada se ha dicho sobre una estrategia económica que permita contener la debacle económica que ya está en puerta.

Lorenzo Cafaro en Pixabay
Lorenzo Cafaro en Pixabay

Con lo anterior, no es mi pretensión dejar a un lado ni soslayar las recomendaciones y medidas que han sugerido los especialistas de la salud, pero creo que es apremiante la implementación de una estrategia que armonice al menos al tema de la salud pública con el de la economía, porque si no, la sociedad colapsará por problemas de liquidez y no de salud, ello sin contar que en el proceso de la crisis económica, podría empeorar el mismo tema de la salud, así como el de la incidencia delictiva.

Markus Spiske en Pixabay
Markus Spiske en Pixabay

Pese a que se ha demostrado que las cifras perjudiciales en el plano económico son mayores a las que han tenido lugar en el tema de la salud pública, sería incorrecto aseverar que es más importante la economía frente a la salud, esto en virtud de tratarse de conceptos que son indispensables y complementarios para la subsistencia de todos y cada uno de los miembros de la sociedad. Lo anterior sin que pase desapercibido que, tanto la economía como la salud pública, son cuestiones que guardan una gran similitud: ambas pueden empeorar de forma exponencial.

Por lo anterior, es importante que México reinicie actividades productivas a la brevedad, antes de que la situación económica se agrave todavía más, lo cual podría traer más problemas como el del aumento de la incidencia delictiva y el de la propia salud pública.

Considero que es apremiante reactivar la economía mexicana, sin que ello implique dejar a un lado medidas sanitarias que contrarresten los efectos del Covid-19, de tal suerte que es necesario que sin mayor demora se emitan los lineamientos que garanticen y protejan la economía y la salud de los mexicanos, sin que se excluyan entre sí ambos rubros.

Quizá te interese el siguiente video:

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir