Coronavirus

LA NUEVA REALIDAD

Han sido muchos días de resguardo domiciliario y en ese periodo todos nos dimos cuenta de muchas cosas

Fotografía por: Cortesía Armando Meza

Para cuando estés leyendo este artículo ya habrán pasado ochenta días desde que la mayoría de nosotros hemos estado en casa, cuidándonos y, siguiendo las indicaciones sanitarias. Ahora nos dice el Gobierno que queda atrás la Jornada Nacional de la Sana Distancia y que a partir del 1 de junio regresaremos a una Nueva Normalidad. Siempre he dicho que este virus llegó para quedarse y, por lo tanto, más bien estamos ante la presencia de una Nueva Realidad, porque el mundo ya cambió.

Han sido muchos días de resguardo domiciliario y en ese periodo todos tuvimos tiempo para reflexionar, nos dimos cuenta de muchas cosas que el ajetreo y la rutina diaria nos escondía, por ejemplo, nos quedó claro que el ser humano es vulnerable, que debemos valorar y disfrutar más la vida, darnos tiempo para uno mismo, estar y gozar con la familia, observar más la naturaleza, y muchas otras cosas más, la mayoría de ellas sencillas. Parece que la vida es simple y somos nosotros quienes la complicamos. Todos nos dimos cuenta que tiempo hay, solo conviene organizarnos y aprovecharlo correctamente.

Nos percatamos que para vivir bien se requiere únicamente lo básico, no necesitamos gran cantidad de ropa ni de tantas cosas, tampoco estar cruzando seguido a San Diego, a menos que sea a trabajar o por algo esencial. Por su parte, los despachos, corporativos, empresas y negocios se dieron cuenta que pueden operar sin tanta gente y también que no necesitan tener muchos empleados de manera presencial, aquí entra el “home office” o “tele trabajo” como le dicen en el sur del país, al trabajo a distancia con el uso de la tecnología. También mucha gente se dio cuenta de que debe ahorrar y fomentar la cultura del ahorro en la familia.

Ahora que todo el mundo se paralizó también observamos que se dio un cambio de paradigmas en todos los aspectos, por lo que todos debemos ajustarnos. Hoy todo es distinto y mucho de ello es virtual, la forma en que los maestros educan a los niños y jóvenes, la forma de hacer negocio, de hacer transacciones y evitar acudir al banco, de operar de los restaurantes, del gobierno en la prestación de algunos de sus servicios, de los tribunales en la forma de impartir justicia, de ir al cine (cuando los abran) y las que se te vengan a la mente.

Armando Meza
Armando Meza

La nueva realidad impone la implementación de nuevos hábitos en nuestra vida diaria, con un gran enfoque en la limpieza y en la higiene, de entrada, nos debemos acostumbrar al uso de cubre bocas y caretas faciales, ni modo, son necesarios incluso para entrar a cualquier tienda o farmacia. En nuestra alimentación ni se diga, debemos aprender a comer más saludable para fortalecer el sistema inmunológico. Caminar y hacer ejercicio para estar sanos se convierte ya en una necesidad más que en una moda. Hoy sabemos que el virus ataca con mayor agresividad a quien tiene las defensas bajas.

La nueva realidad exige que el Tribunal Superior de Justicia de Baja California se modernice y utilice la tecnología disponible, tal y como lo hacen otras entidades del país como Chihuahua y Nuevo León. La consulta remota de expedientes puede implementarse sin una inversión costosa, las citas con los actuarios vía telefónica, las notificaciones electrónicas, entre otras acciones sirven para que abogados y pasantes no acudan al edificio de los juzgados a menos que sea indispensable su presencia como en el caso de alguna audiencia. El Tribunal Superior de Chihuahua lleva a cabo la sanitización de todos los documentos que integran las demandas, contestaciones, pruebas y demás que se ingresan, también tiene una línea telefónica en donde las partes y sus representantes pueden obtener información.Se deben conocer los casos de éxito y aprender de ellos.

Creo que la nueva realidad también frenará a varios sectores de la economía, como las aerolíneas, hoy la gente está temerosa de viajar, muchos viajes de negocios se cancelaron y las reuniones de trabajo hoy son por zoom y otras plataformas; la venta de casas, condominios y oficinas en edificios creo se van a detener, así como la venta de carros en las agencias. Los bares y espacios cerrados van a batallar. Los conciertos y eventos masivos estarán restringidos por un tiempo. Espero equivocarme, pero así visualizo la situación cuando menos por lo que resta del 2020.

Lo que me queda más que claro es que no podemos regresar a la normalidad, porque lo normal era justamente el problema. Necesitamos volver mejores. Menos egoístas, más solidarios, más humildes, más tolerantes con los demás, con más fe y más humanos.

Tal vez te puede interesar el siguiente video:

Álvaro Montaño Rubio
Autor de “Welcome to Tijuana”

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir