Coronavirus

La malévola y gran conspiración de Bill Gates es falsa, aseguran datos oficiales

El millonario no está detrás del 5G, ni de los microchips y su fundación no fue expulsada de la India

Fotografía por: PhotoPin

Últimamente Bill Gates ha sido objeto de diversas teorías conspirativas que aseguran que está detrás de la creación del coronavirus y piensa beneficiarse de las ventas de la vacuna; otras acusaciones lo colocan como la mente detrás de los microchips controladores de la población (la famosa marca 666) y de ser el culpable de afectar a varios países con los efectos colaterales de sus vacunas.

Tales delitos son falsos, según numerosos medios como AFP Factual, FactCheck, Newtral, Maldito Bulo, El Sabueso, Colombiacheck y Efecto Cocuyo, quienes han aclarado que el multimillonario no está detrás de ningún malévolo plan; niegan a su vez que la fundación Gates haya sido expulsada de la India por afectar a la población con sus vacunas.

Ayer, el cantante Miguel Bosé acusó por medio de un tuit que la fundación GAVI, misma que actualmente trabaja en una vacuna para el coronavirus, es propiedad de Bill Gates y su esposa Melinda Gates. Sin embargo, GAVI es un acrónimo de Global Alliance for Vaccines and Immunization, una iniciativa multinacional que pretende comprar vacunas a gran escala para tener poder de negociación y conseguir precios accesibles para la población más necesitada.

GAVI no solo tiene como aliados a diversos países donantes y en desarrollo, sino a la Organización Mundial de la Salud, la UNICEF, el Banco Mundial, la Industria Farmacéutica y claro, también la fundación de Bill Gates.

Respecto a las acusaciones de sus vacunas, hay fuentes que aseguran que provocó muertes y lesiones irreversibles en países como Kenia o la India, donde ha promovido fármacos para el aborto o inyecciones que causan esterilidad en mujeres. No obstante, según la OMS y la UNICEF dichos datos carecen de fundamentos.

La información que apunta a las consecuencias de las vacunas de Bill Gates en los niños que sufrieron parálisis post vacuna, provienen de un artículo de Robert F. Kennedy, quien citó un artículo médico de la India, publicado en 2018. A pesar de esto, el estudio no dice que los niños fueron afectados por la vacuna, sino que fue una asociación que no prueba una relación causal.

Con relación a los microchips que pretenden instalarnos bajo la piel, hubo unas declaraciones sacadas de contexto del millonario que indicó en su blog “Gates Notes”, donde sugiere la posibilidad de usar certificados digitales (no chips) para mejorar el manejo del coronavirus.

Entre otras cosas, se ha asociado a Gates como simpatizante del partido comunista en China por participar en la creación de energía nuclear, plan que fue frustrado por la actual administración de Donald Trump al reducir significativamente tratos con oriente durante una guerra comercial; mismo hecho que derivaría en el supuesto resentimiento del dueño de Microsoft, al ver nuevamente sus planes frustrados, planeando así su venganza contra todos.

Las teorías han circulado en redes sociales y sido compartidas por miles de personas quienes dan por hecho las atrocidades del magnate sin verificar primero los datos de fuentes oficiales, tergiversando algunas declaraciones y promoviendo la desinformación.

Lo cierto es que Bill Gates ha sido impulsor de la salud desde hace varios años, ha trabajado de cerca con instituciones gubernamentales, diversas universidades para atender problemas mundiales, y con su agencia filantrópica ha destinado recursos millonarios para hacer del mundo un “mejor lugar”.

Sea como sea, hay siempre teorías que acusan a hombres poderosos de los males actuales. En el pasado, los hermanos Koch, los Rothchild, George Soros o los Rockefeller, eran también objeto de ser artífices de conspiraciones, pues la gente desea ver villanos en personas ricas y grandes corporaciones. Asunto que tiene su dosis de verdad y de mentira.

Para más información te recomiendo ver el documental de Netflix “Bill Gates: Bajo la Lupa”. Donde podrás comprobar las intenciones del millonario y establecer tu propio juicio respecto a los planteamientos que aborda.

No es que esté mal desconfiar de Bill Gates, al fin y al cabo, nadie conoce a ciencia cierta la verdad absoluta, pero es bueno tener otros referentes que amplíen lo ya conocido.

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir