Entretenimiento

Lanzan petición para eliminar de Netflix "Fragmentado" por ser ofensiva

Los usuarios afirman que las películas hacen una mala representación de las personas con trastorno de identidad.

La correcta representación de las minorías en el cine y televisión se ha convertido en un tema muy importante de los últimos años. Ahora los consumidores tienen el poder y la influencia para exigir un trato justo hacia los grupos que durante mucho tiempo fueron marginados o cargados con estereotipos. En este contexto, una petición de Change.org lanzada hace pocos meses ha alcanzado millares de firmas gracias a su objetivo de eliminar Fragmentado - 75% de la plataforma de Netflix, ¿la razón? Sus redactores señala que M. Night Shyamalan ofrece una mala representación de las personas con trastorno de identidad.

En Fragmentado, estrenada en 2016, nos presentan a Kevin Wendell Crumb (James McAvoy), un hombre que ha mostrado 23 personalidades a su psiquiatra de confianza, pero que todavía mantiene a una sumergida en su interior, misma que está lista para materializarse y dominar a todas las demás. Una de sus identidades le obliga a secuestrar a tres adolescentes dirigidas por Casey (Anya Taylor-Joy), una chica inteligente de pasado muy complicado. Finalmente, Kevin llega a una guerra por la supervivencia entre todos los que están dentro de él, así como entre los que lo rodean. Durante el último cuarto de la película somos testigos de la Bestia, la personalidad de una criatura ávida de sangre que perseguirá a la aterrada Casey por los túneles de su escondite.

En la petición "Get Split Off Netflix!" (Eliminen Fragmentado de Netflix), el colectivo Kairos Collaborative escribe lo siguiente:

En la película Split, escrita y dirigida por M. Night Shyamalan, un hombre con trastorno de identidad disociativo es retratado como un depredador. Esta película representa incorrectamente el trastorno de muchas maneras; exagerando en exceso la rareza del trastorno, insinuando que los afectados son capaces de una metamorfosis física completa y, lo que es más importante, destacando el falso estigma creado en Hollywood, introducido por películas como Psicosis, de que las personas con TID tienen más probabilidades de ser violentas, o de alguna manera infligirán daño a otros. De hecho, las personas con el trastorno, como con cualquier afección de salud mental, tienen más probabilidades de ser victimizadas que convertirse en perpetradores.

Esta petición está dirigida a Netflix, que actualmente mantiene Split en países seleccionados, lo que brinda acceso al estigma fuertemente deshumanizante que crea esta película. La petición no es de una persona, o de un solo colectivo de personas, sino de la comunidad con trastorno de identidad disociativo en general y de cualquiera que se considere un defensor de las personas con enfermedades mentales. Necesitamos decidir dónde trazar la línea en los medios de entretenimiento, y los grupos minoritarios que luchan por ser vistos en primer lugar es un buen lugar para comenzar. La comunidad del trastorno de identidad disociativo y sus aliados le piden a Netflix que elimine el título de su servicio o agregue un descargo de responsabilidad de que la película no es representativa de TID en su conjunto.

Algunos meses atrás aparecieron en Twitter numerosas publicaciones que solicitaron lo mismo a Netflix, decenas y hasta cientos exigieron la supresión de Fragmentado del catálogo, sin embargo, todavía es posible encontrar la película en muchos países. Hasta el momento la petición de Kairos Collaborative en Change.org ha reunido 2019 firmas y siguen aumentando, a paso lento, pero en algún tiempo podrían representar una fuerza todavía mayor. Por su parte, ni Netflix ni los relacionados con Slip se han pronunciado al respecto, a decir verdad, existen pocas probabilidades de que lo hagan en medio de una crisis sanitaria.

M. Night Shyamalan comenzó su saga de humanos superdotados con El Protegido - 68%, muchos años después llegó la continuación, Fragmentado, y finalmente remató el año pasado con Glass - 45%, una propuesta muy fresca en el abarrotado género de superhéroes. La conclusión tuvo un presupuesto de tan solo US$ 20 millones y a nivel global reunió US$ 246 millones, transformándose en un éxito total para el director; aunque las críticas no fueron demasiado buenas, gran parte del público se llevó una agradable sorpresa con el cierre de los superhumanos.

Con información de Tomatazos

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir