Tecnología

Los niños de hoy, "nativos digitales", son menos inteligentes que sus padres

La generación Alfa tiene el coeficiente intelectual más bajo que sus predecesores

El uso incrementado de la televisión, el celular y las redes sociales ha impactado de manera alarmante en el desarrollo intelectual de los niños de hoy, algunos corresponden a la generación Alfa (nacidos de 2010 a la fecha).

El neurocientífico Michel Desmurget, director de investigación en el Instituto Nacional de Salud de Francia, ha lanzado libro titulado “La fábrica de cretinos digitales” donde expone de forma contundente cómo los dispositivos electrónicos han afectado a los jóvenes y niños a nivel neuronal.

"Simplemente no hay excusa para lo que les estamos haciendo a nuestros hijos y cómo estamos poniendo en peligro su futuro y desarrollo", indicó el experto, que tiene como respaldo una amplia obra científica y de divulgación, y que ha pasado por centros de investigación como el Massachusetts Institute of Technology (MIT) o la Universidad de California.

Aunque el coeficiente intelectual ha había visto un incremento en cada nueva generación, a lo cual se le llamó “efecto Flynn”, en honor al psicólogo estadounidense que describió el fenómeno, la realidad es que recientemente esta tendencia comenzó a invertirse en varios países.

En países como Noruega, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos y Francia se tiene registro que los “nativos digitales” son los primeros niños que tienen un coeficiente intelectual más bajo que sus padres.

Hay que recordar que en la medición intelecto influyen muchos factores socio económicos como el sistema escolar, el sistema de salud, la nutrición y el entorno familiar.

Sin embargo, varios estudios también han caído en la conclusión de que la exposición por largos periodos de tiempo a la televisión o los videojuegos impacta de forma negativa en el desarrollo cognitivo.

Las áreas más afectadas son el lenguaje, la concentración, la memoria y la cultura.

En ese sentido, la carencia de interacciones intrafamiliares, la disminución de calidad en actividades que involucren el aprendizaje o el desarrollo emocional, la interrupción del sueño, así como la reducción de tiempo invertido a las tareas, la música, el deporte, la lectura o el arte, ha provocado trastornos manifestados en la falta de atención, impulsividad y vida sedentaria, todo potenciado por la sobreestimulación del cerebro.

La conclusión es que las actividades sociales reales, y no a través de una pantalla, alimentan la construcción eficiente del cerebro por medio de experiencias de interacción, aquellas donde es palpable un desarrollo funcional. Por ello, la plasticidad cerebral durante la infancia y la adolescencia es una gran oportunidad para que pequeños estén expuestos a este tipo de vivencias que moldean y construyen su intelecto.

Lo anterior no quiere decir que la revolución digital deba ser detenida, ya que es importante enseñarles a los niños las herramientas básicas de manejo de software y cómo buscar información en internet, el mundo de hoy lo requiere. Pero hay que limitar el uso recreativo de los dispositivos móviles o la televisión, aquí los padres tienen un papel fundamental para determinar el tiempo que sus hijos pasan frente a estos aparatos.

“Para mí, estos niños se parecen a los descritos por Aldous Huxley en su famosa novela distópica Brave New World ("Un mundo feliz", en español): pasmados por el entretenimiento tonto, privados de lenguaje, incapaces de reflexionar sobre el mundo, pero felices con su suerte”, dijo Michel Desmurget.

Actualmente en países como Taiwán o China se considera abuso infantil a la exposición excesiva de los niños a las pantallas, y aunque el neurocientífico está en desacuerdo que las autoridades le digan cómo educar a su hija, sí aprueba que los padres puedan tomar sus decisiones cuando son conscientes de los impactos negativos y poseen información sincera y exhaustiva sobre el tema.

“Creo que una campaña justa de información sobre el impacto de las pantallas en el desarrollo con pautas claras sería un buen comienzo: sin pantallas para niños de hasta 6 años y luego, no más de 30-60 minutos al día”.


Quizás puede interesarte el siguiente video: NASA descubre agua en la Luna

Con información de BBC

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir