El Gobierno de Ecuador prorroga el estado de excepción en la Asamblea Nacional

El Gobierno de Ecuador, mediante un decreto ejecutivo, prorrogó hoy por 60 días el estado de excepción en la Asamblea Nacional, por considerar que el órgano parlamentario aún no ha logrado superar las secuelas del levantamiento policial del pasado 30 de septiembre.

Quito, 9 dic (EFE).- El Gobierno de Ecuador, mediante un decreto ejecutivo, prorrogó hoy por 60 días el estado de excepción en la Asamblea Nacional, por considerar que el órgano parlamentario aún no ha logrado superar las secuelas del levantamiento policial del pasado 30 de septiembre.


Gracias a esa medida, las fuerzas armadas continuarán con la vigilancia del Congreso ecuatoriano, tarea que cumplen desde que se relevara a la escolta policial por presuntamente participar en la sublevación.


El decreto ejecutivo, al que tuvo acceso Efe, señala que la prórroga obedece a una petición en ese sentido efectuada por el presidente de la Asamblea, el oficialista Fernando Cordero.


El pasado 30 de septiembre una protesta de policías derivó en un violento alzamiento de una parte de la tropa y de la oficialidad media de la institución, así como de miembros de la Fuerza Aérea, que reclamaba por supuestos recortes salariales.


En esa jornada un grupo de policías rebeldes retuvo al presidente de la República, Rafael Correa, en un hospital de la institución, de donde fue rescatado tras una operación del Ejército, en medio de un intenso tiroteo.


También la escolta policial de la Asamblea se sumó a ese levantamiento, por lo que el Gobierno decretó el estado de excepción por algunos días en todo el país, posteriormente únicamente en Quito y hoy lo estableció sólo para la función legislativa.


La medida prorrogada se circunscribe a "todas las instalaciones de la Asamblea Nacional (...) en esta ciudad de Quito, en razón de que algunos integrantes de la Policía Nacional distorsionaron severamente o abandonaron su misión" de custodiar la Función Legislativa, señala el decreto.


Asimismo, advierte de que, "a pesar del proceso intensivo de recomposición institucional del sistema de seguridad de esa función del Estado, las secuelas de tal suceso no se han podido superar, lo que podría generar gran conmoción interna" si la Asamblea "no pudiese ejercer a plenitud las atribuciones" constitucionales.


Por ello, se decreta "la movilización nacional y militar de las Fuerzas Armadas para garantizar la soberanía nacional, el orden interno y la seguridad ciudadana y humana en todas las instalaciones de la Asamblea Nacional en esta ciudad de Quito".

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir