Salud

Alternativas para el resfriado infantil

Existen muchas cosas que podemos hacer para ayudar a nuestros hijos sin tener que recurrir a las medicinas

Cuando los niños comienzan con síntomas de gripa lo más sencillo para los padres es tomar el Tylenol pediátrico, bueno era, ya que como hace un año fue retirado del mercado ahora hay que recurrir a remedios naturales para ayudar a nuestros hijos.

La mala noticia es que ningún remedio casero ayudará a que el niño se alivie más rápido, por lo general una gripa dura entre 7 y 10 días. Lo que los remedios caseros hacen es aliviar los síntomas.

Beber muchos líquidos

La primera recomendación es que el niño ingiera muchos líquidos.

Asegúrate de que se mantenga hidratado a lo largo del día.

Si tu hijo es mayor de 12 meses puedes darle agua, leche, jugos diluidos, limonada y Pedialyte.

Si es un bebé menor de 6 meses debes darle únicamente fórmula o leche materna.

No se recomienda que los bebés menores de seis meses beban agua, pues sus riñones no la procesan correctamente y pudiera ocurrir un desequilibrio de electrolitos.

Controlar la fiebre

Si el niño tiene fiebre hay que controlarla para que esté cómodo.

Contrario a lo que se cree nunca metas a un niño con temperatura a una tina con agua fría.

Lo que debes hacer es bajarle la temperatura con trapitos húmedos que coloques en su frente y parte trasera del cuello.

Si estás dispuesto, es recomendable darle motrin, siguiendo las indicaciones de la caja.

Limpiar la nariz

A bebés y niños menores de tres años hay que mantenerles la nariz limpia utilizando agua salina y una bombilla de succión.

Coloca agua salina en la nariz del bebé y espera sesenta segundos antes de succionar los moquitos.

Debes tener cuidado al hacerlo para no lastimarlo y no abusar de ello, unas seis veces al día es suficiente.

También puedes utilizar el agua salina en niños mayores de tres años, pero al igual que con los bebés, éstos deberán esperar 60 segundos antes de que se suenen la nariz.

Meterlo al vapor en el baño

Baña a tu hijo en la noche para que descanse.

Antes de meterlo a la tina, cierra la puerta del baño, prende la regadera con agua caliente y déjala correr durante unos 10 minutos mientras que tu hijo y tu esperan dentro del baño, pero claro está, fuera de la regadera.

El vapor ayudará a descongestionar el pecho y la nariz de tu hijo.

Frotar bálsamo de bebé

Frota bálsamo para bebé (como vicks vapor rub) en su pecho y espalda antes de ponerle la ropa de dormir.

Haz lo mismo en las plantas de los pies, después colócale unos calcetines. Poner bálsamo en las plantas de los pies ayuda a parar la tos rápida y eficazmente.

Acostarlo en posición elevada

Cuando acuestes al niño a dormir debes colocarlo con la cabeza elevada, esto ayuda a que la nariz fluya y como resultado el niño descansa mejor.

[/p]

Puedes colocar revistas o una toalla enrollada debajo del colchón de la cuna.

Evita colocar dentro de la cuna almohadas o cualquier otra cosa que podría sofocar al niño.

Colocar vaporizador en la habitación

Por último, se recomienda que coloques humidificador o vaporizador en el cuarto de tu hijo para mantener el aire húmedo lo que ayudará al niño a respirar mejor.

Recuerda que lo más importante es ser paciente, aliviar un resfriado toma tiempo y de mucho cuidado.

Comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir