Tijuana

Red Confidencial : Cuenta regresiva

Radiografía política de Tijuana y Baja California

El día de las elecciones está a la vuelta de la esquina y ya hemos entrado en fase de cuenta regresiva. El conteo final para el Día D ha comenzado: diez, nueve, ocho, siete, seis…En un abrir y cerrar de ojos se han cumplido dos meses de campaña y ahora sí, todo se define en las urnas, o al menos eso esperamos, pues la cosa está tan cerrada, que tampoco es descartable que se defina en los tribunales. El pronóstico meteorológico anticipa días de mucho calor en la región y todo indica que los meteorólogos no andan nada errados. Vienen días calientes, muy calientes. Nos queda una semana de campaña, diez días para las elecciones y la realidad es que en este momento la moneda sigue estando en el aire al menos en lo que a los candidatos a la gubernatura respecta. La realidad es que cualquiera de los dos puede ganar, aunque si se aplica la máxima de "caballo que alcanza gana" entonces deberíamos abrir bien los ojos y concentrarnos en el sprint final de Kiko Vega de Lamadrid, que está cerrando muy fuerte. La verdad es que si tomamos en cuenta que en abril el PRI arrancó como favorito con una aparente ventaja, podemos concluir que durante el periodo de campañas Kiko Vega creció y Fernando Castro Trenti simplemente se estancó. Mucha publicidad, mucha alharaca, pero lo cierto es que el Diablo nomás no pudo crecer como candidato ni capitalizar en números el entorno nacional favorable al priismo y la crisis institucional en el CEN del PAN. Cuando faltan pocos días para las elecciones se tiene la sensación de que Kiko suma y el Diablo está inmóvil. Lo cierto es que en este momento pude pasar cualquier cosa.

El juego va 0-0 ¿le gusta para tiempos extra y penales?

Ya alguna vez en Red Confidencial comparamos el proceso electoral con un partido de futbol. Pues bien, ahora el juego ha entrado en su recta final. Estamos ya en el segundo tiempo y a menos de diez minutos del silbatazo final, el partido está empatado cero a cero. Es un juego muy reñido y bastante rudo, sin espacios ni concesiones. Muy pocas llegadas de peligro, ni una jugada vistosa, pero eso sí, muchas patadas malintencionadas en la media cancha y un árbitro que parece pitar a favor de un equipo, generando más dudas que certezas. A estas alturas, el juego lo decide un solo gol que puede caer por una genialidad individual, cada vez más improbable, o por un error muy grande. Al que le falle la movilización el 7 de julio va a perder el juego. Si la noche del domingo no hay un claro ganador, no es descartable que haya impugnaciones y que el proceso se vaya a los escritorios de los magistrados electorales. La primera instancia estatal sería el equivalente a los tiempos extra y la instancia final, que es el Tribunal Federal, serían los tiros penales, que es la manera en que se definió la elección del 2007, cuando los magistrados federales fallaron a favor de José Guadalupe Osuna Millán cuando faltaban 48 horas para el cambio de gobierno. ¿Será el caso del 2013? Ojalá que no, pero la batalla está tan cerrada, que no podemos descartarlo.

Toda la carne al asador en la movilización

Aunque sin duda veremos cierres de campaña multitudinarios y derrochadores, lo cierto es que a estas alturas del juego los cuartos de guerra están concentrando toda su artillería en la movilización del 7 de julio. Es muy poco probable que a estas alturas un acto de campaña o un hecho fortuito cambie la intención de voto de la gente. Hay procesos en donde el favorito llega con tan abrumadora ventaja, que el día de la elección se vuelve un simple trámite, como le sucedió a Enrique Peña Nieto en la pasada elección federal o a Miguel Ángel Mancera en el DF. Pero en este caso, con una contienda tan cerrada, la realidad es que todo depende de lo que los partidos hagan o dejen de hacer ese día. El que sepa sacar a su gente a votar y garantice que el grueso de su voto duro vaya a las casillas, es quien va llevarse la elección. Los liderazgos de cuadra y las estructuras territoriales serán quienes tendrán que ponerse las pilas ese día. Quedarse dormidos con la movilización el día de las elecciones fue lo que le costó la elección a Jorge Hank Rhon en 2007 y donde según dicen los mal pensados, estuvo la traición de Fernando Castro Trenti, que se quedó cruzado de brazos mientras los panistas se movilizaban. Pero ahora, si algo queda claro, es que los dos van a tirarse a matar para sacar a la gente a las casillas y no van a escatimar en tretas y recursos para lograrlo. El que se quede en su casa pierde la elección. Así de sencillo.

Toma fuerza el voto diferenciado

Aunque la prensa nacional se ha mostrado un tanto fría y apática frente al proceso electoral bajacaliforniano, han surgido expresiones y análisis interesantes. Recientemente se publicó una columna del ex gobernador zacatecano Ricardo Monreal, en donde retoma la hipótesis de la elección pactada manejada por el periodista Carlos Loret de Mola. Monreal agrega un factor que ha puesto en alerta las antenitas de vinil en los cuartos de guerra. Según él, está tomando fuerza la intención de voto diferenciado y son cada vez más los que van a cruzar su voto en la gubernatura a favor de Kiko Vega y su voto en la alcaldía a favor de Jorge Astiazarán. Al menos unos 50 mil hankistas fieles votarían de esa manera, a los que debemos sumar a no pocos imparciales. Interesante teoría. También llamó la atención el extenso reportaje realizado por el portal del Grupo Expansión, ADN Político, sobre la historia de la irreconciliable enemistad entre Jorge Hank Rhon y Fernando Castro Trenti, donde también se maneja que el hankismo podría salir a votar a favor de Kiko. No hay que echar a saco roto esas hipótesis.

Relevo en la Casa del Migrante

Su nombre no ha estado nunca en espectaculares carteleras ni ha salido jamás en spots haciendo grandilocuentes promesas de campaña y sin embargo, el padre Luiz Kendzierski lleva trece años trabajando un día sí y otro también, sin descansar nunca, a favor de la gente más desfavorecida de la ciudad. El padre Luiz, director de la Casa del Migrante en Tijuana, se despide del cargo para ser asignado a nuevas labores dentro de la organización de los padres misioneros scalabrinianos. El domingo 30 de junio a las 12:00 horas se celebrará una misa en la parroquia San Felipe de Jesús para despedir al padre Luiz y rendirle un homenaje por su comprometida labor a favor de los migrantes. El nuevo director será el sacerdote estadounidense Pat Murphy. El padre Luiz llegó a Tijuana en agosto del 2000 a dirigir el albergue ubicado en la colonia Postal, un lugar que para decenas de miles de migrantes ha sido la diferencia entre poder comer comida caliente y dormir en una cama, o quedarse a sufrir a la intemperie. Para mucha gente, la Casa del Migrante ha sido la diferencia entre la vida y la muerte. Y lo mismo aplica para todos esos héroes anónimos que cada día libran una batalla a favor de los que menos tienen: el desayunador del Padre Chava, la Casa de la Madre Assunta y tantas pequeñas organizaciones que en los más improbables y recónditos rincones de Tijuana, dan cobijo a quienes nada tienen sin esperar nada a cambio, a menudo ante la indiferencia de las autoridades. Ellos no salen a la calle a prometer que van a trabajar. Simplemente se ponen manos a la obra y trabajan y lo hacen sin descanso, sin sueldo, todos los días de su vida, levantándose de madrugada para preparar comida para miles de personas. Nos hemos acostumbrado a ellos, forman parte de la vida cotidiana de Tijuana, pero solo tratemos un momento de imaginar ¿Qué pasaría si no estuvieran?

Editorial@sandiegored.com

Relacionado:

comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir