A los críticos de la consulta sobre el nuevo aeropuerto

Con lucidez y pasión, Jaime Martínez Veloz hace un llamado a la congruencia respecto a un tema que nos concierne a todos los mexicanos. Así inauguramos su columna semanal en San Diego Red.

Si como dicen quienes critican la consulta sobre el aeropuerto, que fue mala y tuvo muchos errores, alguien de los eruditos, expertos, doctorados y acomedidos que critican la consulta, ¿podrían ilustrarme con algún ejemplo de consulta pública exitosa realizada hasta ahora?

Por ejemplo

¿Cuándo Fox y Calderón entregaron 32 millones de Hectáreas a la minería?

¿Cuándo decidieron entregar a los bancos más de 100 mil millones de dólares para rescatar a unos Bancos que habíamos vendido en 13 mil millones de dólares?

¿Cuándo Felipe Calderón firmo un convenio con Canadá para “evitar la doble tributación de la renta” que ha obligado regresar a miles de millones de dólares a las empresas mineras?

¿Cuándo se privatizaron los Puertos y Aeropuertos a empresas extranjeras, debilitando las finanzas publicas y la seguridad nacional?

¿Cuándo firmaron el tratado de Libre Comercio?

¿Cuándo aprobaron la Ley de Seguridad Interior?

¿O cuando aprobaron la Construcción del aeropuerto de Texcoco y los negocios alrededor del mismo?

Solo por poner algunos ejemplos, pero creo que hay muchos más.

No cuestiono su derecho a criticar y cuestionar el método de la consulta realizada en relación con el aeropuerto, solo solicito me ilustren con algún modelo exitoso de consulta realizada hasta hoy por algún Gobierno, Entidad o Empresa Privada, para poder hacer un análisis comparativo.

Jaime ha representado a Baja California dos veces en el Congreso Federal y una en la local. Es autor de cinco libros sobre política y ex-titular de la Comisión para el Diálogo con los Pueblos Indígenas de México. Actualmente dirige el Centro de Estudios y Proyectos de la Frontera Norte 'Heberto Castillo Martínez'.

comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir