En pro de las drogas

En su segunda Op Ed para San Diego Red (esta es su primera), Fernando Puente hace un manifiesto en pro de las drogas. Este es el primero de una serie de opiniones distintas que publicaremos. Estas algunas veces serán opuestas, otras complementarias. Creemos, sin embargo, que todas aportan a la discusión alrededor de la despenalización del consumo. Se recomienda discreción y amplio criterio para leer el siguiente escrito.

Benditas drogas. Hacen del mundo un mejor lugar.

Poder desaparecer de el mundo normal por un rato y mirar las cosas diferente. Un escape de la realidad, de los problemas. O simplemente pasar un buen rato.

El uso que tú le des depende de las consecuencias. Bien dicen que hasta el agua en exceso es mala. Para saber disfrutarlas se necesita disciplina mental. Y no lo digo para controlarlas después de consumirlas. Disciplina mental también incluye saber que puedes controlar y que no y si sabes que no lo harás, entonces no la consumas.

He estado alrededor de casi todo tipo de drogas. Desde legales hasta ilegales. En San Diego y Tijuana es muy común usar o conocer a alguien que use algún tipo de droga.

Algunos son inofensivos, usualmente los marihuanos; se echan su toque y no molestan a nadie.

Otros tienen a la colonia aterrorizada. Su adicción al cristal o a la heroína los tienen robando todo lo que puedan, desde las minas de gas, hasta asaltar taxis.

Están las drogas del rango farmacéutico como Rivotril o Clonazepan.

Usualmente los que usan farmacéuticos como los mencionados, te dicen que solo le dan uso cuando les duele algo muscular, la muela. O de plano no pueden dormir.

Lo que se les olvida mencionar: este medicamento también puede ocasionar efectos colaterales como nerviosismo, alteraciones del comportamiento, cansancio y debilidad.

Los efectos amnésicos pueden ir asociados con comportamiento inapropiado. En la calle, usualmente las usan para agarrar valor.

Los mismos sicarios te lo cuentan: se les paga con cristal por que su adicción a la metanfetamina es mas fuerte que a las pastillas, pero antes de algún "jale" 2 rivotril ayudan a calmar la ansiedad.

Y probablemente ni si quiera recuerden lo que hicieron al día siguiente. Suena bien, ¿no? Conveniente si te dedicas a matar gente.

Las pastillas no son consideradas drogas fuertes como el cristal y la heroína por el simple hecho de ser medicamento legal. Aunque las consecuencias muchas veces son igual o peor que las drogas fuertes, las píldoras pasan desapercibidas por la sociedad.

Yo crecí alrededor de todo esto. Amigos de la infancia crecieron y se convirtieron en sicarios, otros no sobrevivieron esa vida y terminaron muertos o en la cárcel. Sin contar los que se volvieron cristianos.

Lo descrito aquí arriba no es nuevo. Todos hablan mal de las drogas. Lo entiendo, pero también hay otro mundo en el que las drogas te permiten y ayudan a ser productivo y creativo. Tengo amigos que están vivos, sanos y felices drogándose responsablemente.

Mantienen a su familia de lunes a viernes, pero el fin de semana sueltan el estrés. Y el lunes de vuelta a la rutina.

Conozco de todo tipo, desde los que usan cocaína o cristal en polvo para aguantar una fiesta intensa muy de vez en cuando, hasta los que usan LSD u hongos alucinógenos para estimular su creatividad o tener experiencias espirituales.

Mis amigos los mariguanos que fuman después de un examen o un día de trabajo; o tal vez después de un entrenamiento en el gimnasio.

Me ha tocado conocer en antros a los miembros más intensos de algunas de las familias pudientes de la ciudad, que al mismo tiempo de echarse un chupe, luego un perico. O le fuman a la plumita de wax, sólo porque están de fiesta. Llega el lunes y no vuelven a saber de drogas hasta el siguiente fin de semana, sólo si la fiesta lo amerita.

En mi opinion personal, siento que este tipo de hábitos se debe al internet y al acceso fácil a la información. Eso ayuda a crear consciencia en los efectos de cada droga.

No siempre ocasionaran los mismos efectos en todas las personas, pero si la información estuviera disponible para todos, tal vez los jóvenes tomaran mejores decisiones. A esto me refería con disciplina.

Fernando Puente es producto de la calle. Vive en la frontera.

comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir