Coronavirus

2021: El año Zoom

Este año se realizaron más actividades en esta plataforma que nunca antes

Fotografía por: 2021: El año Zoom

Para cuando estés leyendo este artículo; el año en curso estará a unos días de terminarse y lo hemos denominado el año ZOOM, porque sin duda así será recordado. Las razones son sencillas, el 2021 se fue muy rápido, como agua, más bien en un ZOOM y, segundo, porque muchas actividades se realizaron por esa plataforma.

La pandemia provocada por el virus que llegó al continente americano en el primer trimestre del 2020 vino a cambiar la vida de todos de manera radical. En este año que está por terminar se autorizaron las vacunas, una gran mayoría decidimos vacunarnos, aunque otros aún se resisten, pero en lo que todos coincidimos es que a la pandemia todavía no se le domina.

En este 2021 muchas de nuestras actividades, principalmente reuniones de trabajo, académicas, culturales y hasta sociales se hicieron por medios digitales, principalmente en la famosa y más utilizada plataforma ZOOM. Incluso las reuniones de los grupos organizados de la sociedad. Para los niños y jóvenes adaptarse no fue tan complicado; pero para los mayores, los que rondan los 50, 60 años o más, fue todo un reto, tuvimos que recurrir a los jóvenes para que nos ayudaran a conocer y utilizar estas nuevas herramientas.

Este 2021 detonó el uso de la tecnología en todos sentidos, empujó a las escuelas, universidades, empresas, bancos, negocios (grandes y chicos), al gobierno mismo, a modernizarse y ser aliados de la tecnología. Muchos trámites ante las dependencias de gobierno estatal y municipal pueden y deben hacerse de manera digital, por lo que deberán destinar una parte importante del presupuesto del 2022 en ese rubro. Otros sectores aún están en ese camino, como es el caso de los Juzgados Civiles y Familiares de Tijuana que no terminan de implementar el tribunal electrónico. Ese que le permitiría a los abogados y a las partes a revisar su expediente desde cualquier computadora, tal y como ocurre en casi todos los tribunales del país.

Los niños y jóvenes aprendieron en el 2021 a tomar sus clases de manera digital, pero también los maestros a impartirlas. Recuerdo que veía a mi hija menor hacer sus ejercicios de la clase de educación física frente a un monitor de computadora, algo que jamás llegué a imaginar. Aunque afortunadamente ya están tomando clases presenciales, las tabletas o computadoras se convirtieron en el instrumento de comunicación con sus compañeros de escuela y amigos por las tardes y noches.

Por el lado laboral, muchas empresas y despachos siguen operando desde su casa, home office le llaman en inglés, por lo que es indispensable tener reuniones de trabajo vía digital, la mayoría de ellas por ZOOM, ya que es la más utilizada. Los empleados administrativos en la mayoría de las maquiladoras aún siguen trabajando en sus casas. Definitivamente creo que esta modalidad llegó para quedarse. Seguramente por ello vemos que muchos edificios de oficinas siguen sin rentarse.

A mediados de marzo del 2020, la pandemia obligó a Tijuana, una ciudad que no se detiene, a paralizarse, veíamos las calles y bulevares sin gente y autos, el cruce a la vecina ciudad de San Diego se cerró para los mexicanos y los tijuanenses contemplamos algo insólito: una ciudad desierta. Al tiempo la actividad retomó poco a poco su ritmo, pero fue 19 meses después, es decir el 8 de noviembre de este 2021, cuando finalmente la frontera con nuestro país vecino se abrió y la normalidad regresó para los fronterizos.

Que los países cierren sus fronteras significa que la globalización se frene, algo que tampoco imaginaríamos pudiera ocurrir en pleno siglo XXI, cuando la tendencia es precisamente la interconexión de todas las economías del mundo.

Recientemente fui a un evento deportivo al estadio SoFi de Los Ángeles, California y grande fue mi sorpresa al constatar que todo se hace de manera digital, por ejemplo, los boletos de acceso ya no los muestras impresos, debes traerlos en tu teléfono, el comprobante de vacunación también, el pago de cualquier cosa es vía teléfono o con tarjeta (crédito o débito), no se maneja efectivo, bueno ni para comprar un refresco ni pagar el estacionamiento. Ese estadio es toda una obra de arte moderna, digna de admirarse, con razón ahí será la sede del Super Bowl en enero del 2022, conciertos y muchos otros eventos deportivos.

Esperemos que el siguiente, el 2022, sea el año en que todos nos vacunemos y pongamos de nuestra parte para controlar el avance del COVID, como que ya es tiempo.

comentarios

  • Facebook

  • SanDiegoRed

 
 
  • Nuevos

  • Mejores

    Noticias Recientes Ver más

    Subir